121.763 Seguidores !

Como conservar correctamente un vino en casa

David Manso

Viernes 09 de Noviembre de 2018

Leído › 13541 Veces

Guardar un vino en casa suele ser una tarea sencilla, o no, depende del espacio y lugares de los que dispongamos

 

Existen varios factores determinantes para la correcta conservación de un vino en casa, y de ellos dependerá que en un futuro más o menos cercano disfrutemos el vino en las condiciones óptimas de consumo. Una vez adquirido él o los vinos debemos seguir las siguientes pautas:

  • La temperatura del habitáculo o estancia debe ser ente los 9° y los 17° de temperatura y sin fuertes variaciones. El lugar debe contar una correcta ventilación para que el aire se renueve y no se "vicie". Con esto conseguiremos evitar el desarrollo de posibles hongos o bacterias que puedan afectar al corcho y como consecuencia al vino.
  • El grado de humedad es otro de los factores a tener en cuenta. Un bajo grado de humedad afectará al corcho haciendo que este se seque y finalmente se deteriore. Por otro lado el exceso de humedad, no afecta tan directamente al propio vino, pero acabará  por pudrir su etiquetado. Lo ideal es un grado de humedad de entre el 65% y el 85%.
  • La posición es otro de los factores determinantes para garantizar una buena conservación. Lo ideal es colocar las botellas en posición horizontal, nunca de pie, y siempre en un lugar oscuro evitando la luz, ya sea natural o artificial.

Ahora bien, lo ideal sería poder disponer de un sótano, trastero o lugar en el que se den éstas o similares condiciones, y siempre descartando las cocheras o garajes ya que las vibraciones producidas por los vehículos afectarán al vino.

Pero... y si no es así, y si nuestro espacio se limita a lo que es el piso en sí.

Como hemos visto, debemos tener presente que lo más importante para conservar correctamente un vino es evitar el calor, hemos de "huir" de las fuentes calóricas como cocinas, estantes cerca de radiadores, habitaciones soleadas...etc., y por otro lado de la luz, el otro enemigo directo del vino. Teniendo en cuenta estos dos factores y lo anteriormente expuesto, una muy buena opción sería una cava eléctrica. Desde unos 70 € aproximadamente, disponemos en el mercado de varios modelos que para un hogar son suficientes y con cierta capacidad.

Cava de vino

Si no se quiere desembolsar esta cantidad o no se dispone de espacio para colocar la cava, qué podemos hacer?... un buen lugar sería un armario interior (no en el exterior por cambios de temperatura), lejos de fuentes de calor, con cierta ventilación, en el que si podemos colocar un recipiente con arena (lo ideal sería arena y piedras de río), al cual le pulverizaremos agua con cierta asiduidad y así lograremos el grado de humedad que en condiciones normales no tendríamos.

Por último, permitirme un consejo. Cada vino tiene su curva evolutiva, y las bodegas comercializan sus vinos cuando esta curva se encuentra en su momento óptimo. El momento ideal de consumo. Con esto lo que quiero transmitiros es que el vino es para consumirlo en un corto periodo, o a lo sumo en uno o dos años dependiendo del vino, de ahí en adelante irá perdiendo cualidades paulatinamente, excepto los vinos de guarda o larga guarda, y para este tipo de vinos, se requieren unas muy buenas condiciones para su correcta conservación donde nos vamos a 10, 20, 30 o más años.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta