Bodegas Familiares de Rioja suma otros cuatro nuevos asociados

Martes 02 de Abril de 2019

Leído › 1513 Veces

Bodegas Latente, David Moreno, Hacienda Grimón y Mazuela se incorporan a la asociación que defiende los intereses de la pequeña y mediana bodega riojana

La asamblea de Bodegas Familiares de Rioja aprobó este lunes, 1 de abril, por unanimidad la incorporación de cuatro nuevos miembros a la asociación que defiende el interés de la pequeña y mediana bodega en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja: Bodegas Latente (Albeda de Iregua), David Moreno (Badarán), Hacienda Grimón (Ventas Blancas) y Mazuela (Cenicero) Las cuatro bodegas comparten con el resto de integrantes de Bodegas Familiares de Rioja sus principios básicos fundacionales, como son el interés único de negocio en la DOC Rioja, la posesión de viñedo en propiedad y una limitada dimensión que encaja dentro de la tipología de pequeña y mediana bodega.

Bodegas Latente es una pequeña bodega familiar, fundada en el año 2003 y ubicada en Albelda de Iregua, que elabora sus vinos con uvas exclusivamente de sus propios viñedos situados en la propia localidad y en otros limítrofes del entorno del valle del Iregua. Bodegas David Moreno cuenta con una dilatada trayectoria en Badarán, donde la familia, ya con la incorporación de la segunda generación, elabora vinos de reconocida calidad y donde la apuesta por el enoturismo le ha llevado a ser una de las bodegas más visitadas de Rioja. Hacienda Grimón, fundada en 1999, es una pequeña bodega familiar situada en el Valle del Jubera, en las faldas del Camero Viejo, donde la familia Oliván elabora vinos de los propios viñedos de la hacienda con una fuerte componente de identidad de zona y de finca.

Mazuela es el nuevo proyecto de Manuel García en Cenicero, quien, con una amplia experiencia vitivinícola, está elaborando en su bodega vinos con personalidad y con las uvas de los viñedos familiares localizados en la localidad de Hormilla.

Bodegas Familiares de Rioja, que continúa sumando asociados, seguirá defendiendo en el Consejo Regulador y en el resto de instituciones la mejora de la calidad de los vinos de Rioja y la diferenciación de producciones. En este sentido, BFR impulsó ya a principios de los años 2000 el desarrollo de figuras de calidad, como fueron los vinos de pago calificado, que fueron el germen de lo que hoy en día son los vinos de 'Viñedos Singulares' que en el 2017 reguló legislativamente el Consejo Regulador.

Sobre Bodegas Familiares de Rioja. Una veintena de viticultores y pequeñas bodegas de Rioja constituyen en el año 1991 la asociación para defender los intereses del modelo de negocio familiar. Las Bodegas Familiares fueron clave en aquellos años para ocupar un espacio ante los grandes e históricos operadores del sector que les llevó al Consejo Regulador y al resto de instituciones. En la actualidad, cuenta con casi cincuenta asociados.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta