120.889 Seguidores !

Grupo Coviñas: cuando la cooperativa es una forma de vida

Carmen Fernández

Miércoles 25 de Julio de 2018

Leído › 4513 Veces

Esta cooperativa de Utiel-Requena con más de medio siglo de historia ha apostado por la calidad y la profesionalidad para ofrecer un futuro sostenible a más de 3.000 familias del Altiplano Valenciano

Bodegas CoviñasEl grupo, que aglutina el 40% de la producción de la D.O Utiel-Requena, confía en comercializar a medio plazo 15 millones de botellas de vino de calidad.

Es cada vez más evidente en los mercados internacionales la presencia de vinos elaborados mayoritariamente con Bobal y acreditados por La Denominación de Origen Utiel Requena. Este varietal autóctono va ganándose una posición de reconocimiento cada vez más fuerte entre los consumidores de todo el mundo. Una buena política de comunicación y unas cuidadas y selectas elaboraciones han hecho de la Bobal uno de los varietales preferidos en algunos de los mercados más exigentes del mundo. Además, Requena es una de las pocas zonas reconocidas fuera del Penedés donde se puede elaborar cava. Esta es una ventaja competitiva para los agricultores de la zona que ven ampliados sus horizontes para trabajar con otros varietales que permiten la elaboración de productos de gran demanda internacional.

Constituida en 1965 Coviñas nace como una cooperativa de segundo grado aglutinando a otras 10 cooperativas socias. En aquellos años, el negocio del vino suponía la única fuente de ingresos, y, por ende, la supervivencia de toda una generación. Situada en el interior de la Comunidad Valenciana, en plena Denominación de Origen Utiel-Requena, Grupo Coviñas gestiona actualmente más de 10 mil hectáreas de viñedo entre las que se encuentran viñedos de más de un siglo de antigüedad con los que se elaboran vinos amparados bajo esta D.O pero también vinos espumosos elaborados con el método tradicional reconocidos por la DO Cava.

Enterizo, Aula, Al Vent, Adnos, Veterum Vitium y Rosa&Dito, son algunas de las muchas referencias que Coviñas comercializa tanto en el mercado nacional como en sus exportaciones.  La profesionalización en la gestión ha sido determinante para lograr, partiendo de una comercialización exclusivamente granelista, vender los casi 14 millones de botellas que se venden en la actualidad.

EXTENSIÓN, TRADICIÓN, CALIDAD Y AUTENTICIDAD

Y es que Coviñas representa la producción de más del 40% del vino de Utiel-Requena, cifra que los sitúa como líderes indiscutibles en la selección de los mejores frutos de Utiel Requena para la elaboración de sus vinos. Además, cuenta con los mayores estándares de calidad de los más exigentes auditores a nivel internacional como son el ISO 2000, el BRC y el IFS.

Coviñas representa mucho más que una cooperativa, es una forma de vida para las más de 3.000 familias socias que la forman. Es el motor económico de la comarca y está profundamente enraizada en su territorio. Es por ello que estamos frente a un grupo con una gran implicación en la sociedad y en el territorio, donde han llevado a cabo numerosos proyectos sociales y solidarios, como la I Carrera Solidaria entre viñedos, Mar de Coviñas, para concienciar sobre la importancia de la prevención y tratamiento del cáncer de piel, un mal que afecta de lleno a los agricultores.

CRECIMIENTO SOSTENIBLE CON LA CALIDAD COMO BANDERA

Coviñas además de preocuparse por su gente, se preocupa por la sostenibilidad y el medio ambiente. Al fin y al cabo, el campo es su medio de vida y es fundamental garantizar un futuro sostenible. Por ello cuenta con una planta de energía solar y una depuradora que gestiona y limpia todas las aguas que intervienen en el proceso de elaboración de la bodega. Paralelamente la bodega ha invertido en los últimos años más de 5 millones de euros en la mejora de sus instalaciones, en una nueva línea de embotellado, un nuevo almacén, la última tecnología de análisis y control para su laboratorio y una nave de crianza con capacidad para más de 10.000 barricas, lo que se ha traducido en un récord de ventas en 2017, al superar los 12,5 millones de botellas vendidas, un 10% más que el año anterior. Una cifra que pretenden superar a medio plazo, hasta alcanzar la comercialización de 15 millones de botellas de vino de calidad en el próximo año.

En la actualidad exportan más del 80% de sus vinos embotellados a 28 países de todo el mundo donde se degustan unos vinos tintos y blancos elaborados la autóctona Bobal, el clásico español Tempranillo, las internacionales Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. En blancos, destacan la calidad del Macabeo, utilizado tanto para la elaboración de vinos jóvenes como de cavas y en menor proporción la Chardonnay, además de la Sauvignon Blanc.

Todas ellas variedades perfectamente adaptadas en terrenos de hasta 700 metros de altura, con gran amplitud térmica, con veranos cálidos e inviernos fríos y largos que aportan a sus vinos un carácter único que encaja a la perfección con las tendencias actuales del mercado, que demanda vinos frescos y de calidad. Esto ha permitido a Coviñas posicionar con fuerza sus vinos reconocidos con importantes galardones obtenidos en los concursos más prestigiosos del mundo, lo que les ha permitido ocupar el tercer puesto de la CV en el ranking mundial de la WAWWJ en el 2016.

Estos reconocimientos del buen hacer del Grupo Coviñas respaldan el trabajo acometido hasta la fecha, pero, sobre todo, son el orgullo de gentes como Luis Cuellar, Leandro Arena, Ángel Martínez Pérez, Vicente García Hernández, Antonio Sáez, Fernando Piqueras, Jorge Hernández Valle, Felipe Argudo y tantos otros hombres y mujeres que han creído en este territorio y en su trabajo cooperativo para labrar un futuro para sus familias.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta