¿Quién bebe vino en España?

Viernes 13 de Enero de 2017

Leído › 19305 Veces

En España hay más de 22 millones de consumidores de vino y 18 millones de personas consumen vino habitualmente, pero ¿cómo lo hacen?

Amigos vinos

En España hay más de 22 millones de consumidores de vino. La amplia gama de tipos diferentes de vinos, así como la complejidad específica de cada uno de ellos, provoca igual grado de dispersión en cuanto a gustos y hábitos de consumo de esta bebida.

Un amplio abanico de posibilidades que requiere un análisis igual de profundo para poder conocer cuáles son las preferencias.

El último gran estudio de este tipo realizado en España fue el realizado por la consultora Nielsen, 'Genoma: Caracterización del consumidor español de vino', un extenso informe que por primera vez ofrecía una completa imagen del consumidor español de vino.

En el mismo se analiza el número de consumidores potenciales de vino en España mayores de edad, que es de más de 37,5 millones de personas. El informe determina que dentro de este grupo de potenciales consumidores, se declaran como consumidores de vino un 60% de los mismos, por lo que el número de consumidores de vino en España queda fijado en casi 22,5 millones de individuos.

Quedan, por tanto, más de 15 millones de personas que en la actualidad no consumen vino.

Bar de vinos

Entre los consumidores de vino existe una habitualidad hacia el consumo. Un 80% de los consumidores se consideran a sí mismos como habituales: 18 millones de personas que consumen habitualmente vino.

La mayor parte de estos consumidores se declaran consumidores de vino con Denominación de Origen (10,1 millones de personas). Por su parte, 3,6 millones declaran que consumen vino sin Denominación de Origen, y queda un total de 4,3 millones de personas que consumen ambos tipos de vino.

Pareja brindis y vino

Atendiendo a su declaración de consumo, los consumidores españoles de vino presentan un consumo medio de 37,5 litros anuales.

De manera global, el consumidor español de vino consume 843 millones de litros y se gasta en este consumo 6.692 millones de Euros.

El consumidor español de vino consume 4,57 copas de vino a la semana –entendiendo una copa 125 ml. de vino- y fundamentalmente de vino tinto. Un 88% de ellos consumen vino tinto, siendo su consumo medio de 31,1 litros por consumidor de tinto.

En un segundo término se sitúan los vinos blancos y los vinos espumosos (Cava,
Champagne, Aguja,...) con un 40% y un 38% de consumidores, respectivamente.

Sin embargo, existe una gran diferencia entre el nivel de consumo de cada uno de estos tipos de vino. El consumo medio de vino blanco es de 12,1 litros por consumidor de vino blanco.

Para el vino espumoso, el consumo medio es de solamente 6,0 litros anuales.

Los vinos rosados son consumidos por un 26% de los consumidores de vino y tiene un consumo medio de 9,2 litros anuales por consumidor de rosado.

Por último, los vinos de Jerez y vinos dulces son consumidos por el 14% con un consumo medio de 4,8 litros anuales.

En términos absolutos, el vino tinto consumido alcanza los 614 millones de litros mientras que los vinos blancos y rosados suponen un volumen de 109 y 54 millones de litros, respectivamente. Los vinos de Jerez y vinos dulces tienen un volumen de consumo de 15 millones de litros y los vinos espumosos alcanzan un volumen de 51 millones de litros.

Cena en casa

El perfil sociodemográfico del consumidor español de vino es fundamentalmente hombre aunque en este momento el 43% de los consumidores son mujeres.

Sin embargo, mientras que el 69% de los hombres mayores de 18 años son consumidores de vino, el porcentaje en las mujeres es del 51%.

En términos de edad, se pone de manifiesto el aumento de la proporción de consumidores aumenta con la edad. La penetración de consumidores de vino entre los más jóvenes (18 y
34 años) es del 52%, la cual aumenta en los grupos de edad entre 35 y 54 años y los superiores a 54 años hasta el 59% y 67%, respectivamente.

Por zonas, se establecen también diferencias en cuanto al porcentaje de consumidores de vino.

Las regiones donde existe un porcentaje mayor de consumidores de vino frente a la población mayor de 18 años es el Centro-Norte (Castilla y León, Aragón y La Rioja), donde se registra un 64%, y en el Levante (C. Valenciana y Región de Murcia) con un 62%.

Por el contrario, las zonas de menor penetración de consumidores de vino en la población son el Norte (Galicia, P. Asturias, Cantabria, P. Vasco y C.F. Navarra) con un 52% y el Centro-Sur
(Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura) con un 53%.

En cuanto a los años, la edad de iniciación en el consumo de vinos se sitúa cerca de los 22 años.

El consumidor medio de vino también muestra un consumo de cerveza relevante. Si en una semana media típica el consumidor de vino estima un consumo medio de 4,57 copas de vino de 125 ml, unos 571,25 ml. semanales, en ese mismo tiempo, el consumidor de vino reconoce también un consumo medio de 4,5 cañas de cerveza de 200 ml., esto es 900 ml. semanales.

Comiendo con amigos

Los momentos u ocasiones de consumo más frecuentes son momentos de celebración, cuando se sale a cenar a un restaurante, cuando se queda para una reunión tranquila en casa o en fiestas en casa. En un quinto lugar aparece como ocasión donde se acostumbra a consumir vinos, la comida diaria.

Los lugares de consumo más usuales para el vino son la propia casa, los restaurantes y la casa de amigos o familiares. Con gran diferencia respecto a estos tres lugares preferentes aparecen las cafeterías/bares y los bares de vinos.

El 28% de los consumidores de vino que lo hacen en su propia casa, presentan una frecuencia de consumo diaria. Un 25% tienen una frecuencia de 2 ó 3 veces a la semana, y un 21% más dicen consumirlo con una frecuencia semanal.

El consumo de vino en casa de amigos o de familiares es más esporádico de forma que más de la mitad de los consumidores reconocen una frecuencia de consumo mensual o más esporádico en casa de amigos o familiares.

El consumo en restaurantes es para un tercio de los consumidores de una frecuencia de menos de una vez al mes. Por el contrario, hay casi un 20% de consumidores que consumen vino en restaurantes con una periodicidad semanal o mayor.

Una mayoría de consumidores toman vinos en bares y cafeterías son una frecuencia semanal (31%). Existe un 25% de consumidores que muestran una frecuencia de varias veces por semana o incluso diaria, mientras que un 24% de consumidores de vino establecen su frecuencia en varias veces al mes.

Los momentos del día para el consumo del vino son la comida, la cena y el aperitivo o tapeo.

Gran parte de la compra se realiza en los supermercados/hipermercados, situándose por detrás la compra en bodegas y en vinotecas o tiendas especializadas.

En cuanto al lugar de almacenaje, en media, el consumidor de vino guarda más de 9 botellas en su hogar. El sitio habitual para guardar los vinos en el hogar es una alacena/despensa, muy por encima de otros lugares como la nevera y la bodega/sótano.

Informe 'Caracterización del consumidor español de vino, genoma español' 2009, realizado por Ac Nielsen para el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Alimentación y de la Federación Española el Vino (FEV)

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta