FEBE tacha la subida de Impuestos Especiales a las bebidas espirituosas de estéril y desacertada

Jueves 22 de Diciembre de 2016

Leído › 822 Veces

La patronal afirma que es una medida desacertada, ya que no conseguirá el objetivo buscado

La Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) rechaza de manera frontal la subida de un 5% de los impuestos especiales a las bebidas espirituosas, anunciada hoy por el Gobierno, por considerarla estéril e injustificada.

La patronal afirma que es una medida desacertada, ya que no conseguirá el objetivo buscado de aumentar la recaudación y castigará de forma exclusiva a una industria, compuesta en un 80% por pequeñas y medianas empresas familiares, que acumula una caída del 40% en los últimos años.

La subida impactará en muchos negocios tradicionales y en sectores claves de la economía como la agricultura, la hostelería y el turismo. "Si el objetivo del Gobierno era actuar con neutralidad, el impacto de la subida no es neutro para el Sector de Bebidas Alcohólicas, ni lo es para la hostelería, ni para la recaudación, que de hecho bajaría como ocurrió en 2013, cuando se subieron los impuestos especiales a las
bebidas espirituosas. Además, tendrá un impacto muy negativo en la hostelería y acabará fomentando el fraude y el contrabando", explica Bosco Torremocha, Director Ejecutivo de FEBE.

Las bebidas espirituosas en España, constituyen un sector que genera riqueza, utilizan 200.000 toneladas de materias primas, dan trabajo a 300.000 personas directa o indirecta, en 3.800 centros de producción, que destina el 40% de la misma a la exportación, y con un tejido productivo compuesto en un 90% por emprendedores, empresas familiares, pymes y micropymes.

Un sector que contribuye con más de 1.300 millones de euros a la Hacienda pública en concepto de impuestos indirectos. Todo ello sumado constituye una aportación de valor añadido bruto a la economía española de 7.585 Millones de Euros.

Para el sector de bebidas espirituosas esta decisión es un error desde el punto de vista recaudatorio. Basándonos en los propios datos de la Agencia Tributaria, la recaudación hubiera aumentado manteniendo los tipos, sin embargo, se ha optado por subirlos y tendrá un impacto en la recaudación que está por debajo de niveles del año 2000 con un impuesto sensiblemente inferior.

Capacidad recaudatoria y carga fiscal

Antes de la subida del 5% anunciada hoy, la carga fiscal (impuestos especiales e IVA) de los espirituosos era ya muy elevada. Las bebidas espirituosas representan sólo el 6% de los litros de bebidas alcohólicas consumidos en España y sin embargo recauda más del 75% del total de lo recaudado por el impuesto. "Aumentando los impuestos al 6% del total es imposible impactar a la recaudación. Nuestras empresas están ya sometidas a una elevada carga fiscal, por lo que esta medida sólo ahonda en un modelo que se ha demostrado ineficaz para recaudar", señala el Director de FEBE.

En lo que se refiere a los impuestos especiales, de los 1.000 Millones de €, las bebidas espirituosas recaudan más de 75% del total que se aplica al alcohol, cuando sólo representan el 6% del consumo. "Si lo que se perseguía era recaudar más, habría que haber pensado en reformar la estructura del impuesto especial. Así, se ha perdido una oportunidad única para crear un modelo fiscal más eficiente, moderno, equilibrado y competitivo", concluye Bosco

¿Te gustó el artículo? Guárdalo

Comenta