Los vinos DO Rías Baixas cosecha 2013 obtienen la calificación “Muy Buena”

Pontevedra

Jueves 19 de Junio de 2014

Leído › 2370 Veces

Todos los vinos de la cosecha 2013 pasaron controles analíticos, en un laboratorio acreditado, y organolépticos, realizados por un panel de cata constituido por más de 45 expertos

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas presentó este jueves al sector profesional de Santander los vinos correspondientes a la Añada 2013, que han recibido la calificación de "Muy Buena" por el pleno del Consejo Regulador.

Un acto que tuvo lugar durante todo el día en el Hotel Real y al que asistieron más de 400 profesionales cántabros, que pudieron degustar un total de 85 marcas de la añada 2013, pertenecientes a 54 bodegas amparadas por esta denominación.

El presidente del Consejo, Juan Gil de Araujo, y el secretario general, Ramón Huidobro, explicaron a los medios cántabros que la D.O. Rías Baixas es la más grande de Galicia: cuenta con más de 6.700 viticultores, unas 180 bodegas y unas 4.064 hectáreas, repartidas en 23.000 parcelas, lo cual muestra la atomización de esta denominación. La vendimia 2013 en la D.O. Rías Baixas fue la segunda más grande en los 26 años de historia de esta denominación con casi 34 millones de kilos de uva. Actualmente, la D.O. Rías Baixas destina a los mercados internacionales un 32% de su producción.

En la actualidad, el Órgano de Control y Certificación de la Denominación lleva certificados el 56,2% de la cosecha de 2013, lo que supone 7.791.691 litros de vinos calificados a 19 de mayo de este año. Además de este informe, que compara datos estadísticos de cosechas anteriores con valoraciones de vendimia, el Pleno del Consejo Regulador también tiene en cuenta otros factores como las puntuaciones obtenidas por los vinos en los concursos nacionales e internacionales, guías, así como los comentarios de los expertos.

Santander se convierte en un destino prioritario para esta denominación que acoge la presentación de los vinos correspondientes a la Añada 2013 con un túnel del vino que acoge a 85 marcas de Rías Baixas. "Esta es la primera vez en la historia de este Consejo Regulador que se presenta una añada de Rías Baixas en este mercado", explicó el secretario general del Consejo, Ramón Huidobro. En este sentido, Juan Gil de Araujo admitió que "Santander es un mercado estratégico para esta denominación de origen ya que supone 8,3% de las ventas de vino de la D.O Rías Baixas, según la Consultora Nielsen que lo sitúa en el Área 6, Norte-Centro junto con Palencia, Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa, La Rioja, Burgos y Álava".

Calificación "Muy Buena"

Una de las tareas encomendadas al Pleno del Consejo Regulador consiste en la valoración de la cosecha, lo que comúnmente se conoce como 'calificación de la añada'. Dada la relevancia de esta decisión, el Consejo Regulador Rías Baixas encarga un informe técnico al Órgano de Control y Certificación de la Denominación, responsable de la acreditación de los vinos. Dentro de sus tareas, este órgano es responsable de auditar los vinos, depósito a depósito, antes de ser embotellados y comercializados. Para ello todos los vinos de la añada 2013 en Rías Baixas han pasado sus respectivos controles analíticos, en un laboratorio acreditado, y organolépticos, realizados por un panel de cata constituido por más de 45 expertos.

Según este informe técnico: "los vinos de la añada 2013 son vinos algo más pálidos que en años anteriores, de intensidad aromática media, frescos, de alta tipicidad aromática y gustativa".

Vendimia y Plan Director

Con 33.743.486 millones de kilos de uva vendimiada en las 4.064 hectáreas inscritas, la cosecha 2013 fue la segunda mayor en la historia de la Denominación de Origen Rías Baixas, sólo superada por la de 2011 (cuando casi se alcanzaron los 42 millones).

A finales de abril, la D.O. Rías Baixas daba a conocer su segundo Plan Director, después del presentado en 2002. Elaborado por la Escuela de Negocios de la Fundación Novacaixagalicia, este Plan concluye que la apuesta por la calidad y los procesos de internacionalización han permitido al sector de Rías Baixas afrontar la crisis con menos dificultades que la media y afrontar al futuro con esperanza.

El futuro de la Denominación para mejorar su importancia socioeconómica y su posición competitiva pasa por mantener y mejorar la calidad de los vinos de Rías Baixas. También por buscar el equilibrio entre viticultores y bodegas; por trabajar a favor de la sostenibilidad medioambiental; por apostar por el I+D+i; por profundizar en la profesionalización del sector; y por cooperar en el desarrollo de estructuras comerciales y de marcas para poder crecer en los mercados. Todo ello sin olvidar trabajar por el mantenimiento del empleo y el crecimiento en los mercados, así como en la notoriedad de la marca.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta