115.290 Seguidores !

Un estudio norteamericano cuestiona la idea de que el alcohol suponga un factor de riesgo del cáncer de mama

Madrid

Miércoles 31 de Octubre de 2012

Leído › 4801 Veces

El estudio determina que en mujeres con terapia de reemplazo hormonal existe un riesgo claro, pero no ocurre lo mismo en mujeres post-menopáusicas no sometidas a tratamiento que muestran un patrón de consumo responsable

Un nuevo estudio publicado en la revista médica de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer cuestiona la idea de que el consumo de alcohol por sí solo es un factor de riesgo para padecer cáncer de mama en mujeres post-menopáusicas.

Según el estudio, el riesgo aumenta sustancialmente cuando las mujeres realizan la terapia de reemplazo hormonal: Se encontró un riesgo 60 por ciento mayor para las mujeres consumidoras mientras se somete a la terapia, en comparación con las mujeres consumidoras de bebidas alcohólicas que muestran un patrón de consumo responsable y no consumen durante el reemplazo de la hormona.

"Tanto la terapia hormonal, especialmente la combinación estrógeno-más-progesterona (EPT), como el alcohol se han venido relacionando con el cáncer de mama", explicaba la autora del estudio Pamela Horn-Ross, investigadora del Instituto de Prevención de Cáncer de California.

Sin embargo los investigadores notaron un "no significativo aumento en el riesgo" entre las mujeres que nunca usaron terapia hormonal, pero seguían consumiendo alcohol de manera moderada.

"Los aumentos del EPT arriesgan más que el consumo moderado de alcohol y nuestro estudio sugiere que el consumo moderado de alcohol no supone un impacto negativo del riesgo de padecer cáncer de mama en ausencia de EPT", aseguró Horn-Ross.

Un estudio a más de 40.000 mujeres durante 10 años

Horn-Ross y su equipo analizaron los datos de un estudio previo realizado en California, que siguió a más de 130.000 mujeres posmenopáusicas durante un período de 10 años.

Este estudio, programado para ser publicado en 'Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention', tiró de datos de 40.000 de esas mujeres. De ellos, 660 fueron diagnosticados con cáncer de mama invasivo durante los 10 años. Los datos sobre sus hábitos de bebida también se registraron, así como la participación en la terapia de reemplazo hormonal, que se utiliza como un tratamiento para los síntomas asociados con la menopausia.

Horn-Ross sugirió también que el consumo responsable de alcohol puede tener otras ventajas para las mujeres. "El consumo moderado de alcohol puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón, que es un problema más común entre las mujeres que el propio cáncer de mama" aseguró la investigadora.

El tema del papel del alcohol en la patología del cáncer de mama sigue siendo muy cuestionada en la industria médica. El Dr. Harvey Finkel, oncólogo de la Universidad de 'Boston Medical Center', revisó este estudio como parte de un trabajo crítico con el Foro Científico Internacional de Investigación sobre el alcohol y determinó que "el papel del alcohol en la génesis del cáncer de mama continúa siendo confusa, incluso conflictiva".

"Sin embargo, se puede esperar que estudios como este ayuden a determinar los efectos reales del consumo moderado de alcohol, aunque por ahora todavía no existen datos suficientes para esteblecer una teoría válida" agregó.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta