El poder del vino: 12 buenas razones para tomar vino

Logroño

Lunes 17 de Septiembre de 2012

Leído › 10371 Veces

El corazón, con más de 100 estudios realizados sobre él, es el órgano más beneficiado por el consumo moderado de vino

Estudios realizados en los últimos años por científicos de las universidades más importantes del mundo coinciden en una única fórmula: La moderación

1 Cerebro
Los hombres que consumen una o dos copas de vino tinto al día tienen un riesgo 40 por ciento menor de sufrir un ictus isquémico, según un estudio realizado por la universidad de Harvard. Los científicos también han descubierto que los polifenoles procedentes de la semilla de la uva ayudan bloquear y neutralizar las placas tóxicas que se acumulan y destruyen las células en el cerebro de pacientes con Alzheimer. Además un equipo de investigadores ha anunciado recientemente que una combinación de vino, chocolate negro y el té, en cantidades moderadas, aumenta el rendimiento cognitivo, la memoria y la atención en los ancianos.

2 Ojos
Los bebedores moderados de vino tinto tienen alrededor de la mitad el riesgo de desarrollar cataratas que los no bebedores, según un estudio realizado en Islandia. Además una encuesta realizada en los Estados Unidos encontró que los bebedores de vino tienen menos probabilidades de sufrir degeneración macular relacionada con la edad.

3 Garganta
Un estudio de la consultora médica "Kaiser Permanente", publicado en marzo, afirma que las personas que consumen entre 7 y 14 copas de vino a la semana tienen un riesgo 56 por ciento inferior de padecer el “síndrome de Barrett”, una enfermedad causada por la acidez estomacal crónica y, a menudo un precursor del cáncer esofágico.

4 Corazón
Dos décadas de múltiples investigaciones afirman con unanimidad que el alcohol, y el vino tinto en particular, pueden reducir el riesgo de aterosclerosis y ataques cardiacos hasta en un 60 por ciento. En 2007, un equipo de Harvard descubrió que los hombres con hipertensión pueden reducir su riesgo de un ataque cardíaco en un 30 por ciento tras beber una copa o dos al día.

5 Mamas
Pocas áreas en la investigación de la salud relacionada con el vino son tan polémicas. Varios estudios han demostrado que el alcohol etílico puede aumentar el riesgo de cáncer de mama, pero los estudios difieren sobre si el vino - tomado con moderación - representa realmente un riesgo. Un estudio realizado en el 2008 encontró que el resveratrol inhibe el metabolismo de los estrógenos, la protección de las células se conviertan en cancerosas.

6 Pulmones
Investigadores de California anunciaron el año pasado que los hombres que beben vino tinto, tienen un riesgo menor de cáncer de pulmón en comparación con los no bebedores. Según el estudio, los hombres no fumadores que toman una o dos copas al día tienen un 5 por ciento menos de probabilidades de contraer cáncer de pulmón que los no bebedores, los fumadores que toman esta cantidad también tienen un riesgo menor, aunque sigue siendo mucho mayor que los no fumadores.

7 Estomago
Investigadores israelíes descubrieron que el vino tinto ayuda al estómago a eliminar sustancias potencialmente dañinas que se encuentran en las carnes rojas, ayudando a la digestión y a reducir el riesgo de diabetes de tipo 2, la aterosclerosis y el cáncer de colon.

8 Hígado
El abuso de alcohol puede tener un impacto devastador en el hígado, pero un estudio de 2008 encontró que una copa diaria de vino reduce el riesgo de la "Enfermedad del Hígado Graso no Alcohólico". Otro estudio descubrió además que el alcohol y el resveratrol reducen la cantidad de grasa producida en el hígado de ratones ayudando al hígado a eliminar la grasa existente.

9 Páncreas
Investigadores españoles descubrieron que llevar una dieta mediterránea, que incluye el consumo moderado de vino, ayuda a reducir el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 hasta en un 83 por ciento. La dieta, rica en aceite de oliva, legumbres, frutas, frutos secos, verduras y pescado, y baja en harina, carne y productos lácteos, también ayuda a los pacientes a regular el metabolismo.

10 Colon
Un estudio de la Universidad de California en Davis y de la Universidad de Nueva York Stony Brook, descubrió el año pasado que las antocianinas extraídas de las uvas favorecen la digestión en cerdos y, posiblemente, podría prevenir el cáncer de colon en los seres humanos. El estudio anunció que los bebedores de vino tenían un riesgo hasta un 68 por ciento menor de padecer cáncer de colon.

11 Ovarios
Las mujeres que beben una o dos copas de vino al día muestran alrededor de la mitad el riesgo de desarrollar cáncer de ovario en comparación con las no bebedores o con mujeres que beben cerveza o licores, según un estudio realizado en Australia.

12 Extremidades
La enfermedad arterial periférica es una forma de arteriosclerosis que corta el suministro de sangre a las piernas. Un estudio holandés en la Erasmus University Medical Center de personas mayores de 55 años o más descubrió que una o dos bebidas alcohólicas al día reducen el riesgo de sufrir esta enfermedad.

¿Te gustó el artículo? Guárdalo

Comenta