Una invitación a explorar nuevos horizontes vinícolas

Coviñas incorpora el Chardonnay, Sauvignon Blanc y Tempranillo a su portafolio de monovarietales

Sábado 27 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 1922 veces

En el apasionante mundo del vino español, pocas noticias son tan estimulantes como la introducción de nuevas líneas de vinos que no solo buscan deleitar el paladar, sino también adaptarse a las dinámicas del mercado global y a los gustos cambiantes de los consumidores. Este año, Coviñas ha dado un paso audaz en esta dirección con la ampliación de su portafolio de monovarietales, incorporando el Chardonnay, Sauvignon Blanc y Tempranillo. Estas variedades no son solamente una adición a su oferta, sino una declaración de intenciones sobre su visión futura y su compromiso con la calidad y la innovación.

El Chardonnay se ha integrado en la familia AULA de Coviñas, una serie que ya desde su nacimiento en 2020, ha sido sinónimo de homenaje y respeto tanto al terruño como a la sabiduría de quienes trabajan la tierra. Según Isidro Rodríguez, el nuevo director técnico de Coviñas, el AULA Chardonnay es "un vino joven y fácil de beber que encaja perfectamente con nuestra dieta mediterránea y que rinde culto al mar y a la huerta". Esta descripción no solo subraya las características refrescantes del vino, sino que también resalta cómo este puede ser un complemento ideal para la gastronomía local.

Por otro lado, AL VENT, una línea que ha sido revitalizada con las versiones monovarietales de Sauvignon Blanc y Tempranillo, se presenta como una invitación a los consumidores para que exploren más allá de sus zonas de confort habitual. Con un diseño de etiquetas que evoca la valentía y la historia de los pioneros de la aviación, AL VENT simboliza la innovación y la aventura, características que Coviñas busca imprimir en cada botella.

Este lanzamiento coincide con un periodo de crecimiento y reestructuración dentro de la bodega, marcado por la reciente incorporación de Isidro Rodríguez como director técnico. Rodríguez, junto con la dirección general, liderará las nuevas elaboraciones del grupo, enfocándose en fortalecer la presencia de la bodega tanto en el mercado nacional como en el internacional. "Nuestra hoja de ruta pasa por exportar la esencia de Coviñas desde Requena al mundo", explicó Rodríguez, destacando la importancia de la autenticidad y la conexión con la tierra en sus productos.

En línea con estos objetivos, la bodega también ha reforzado su equipo comercial, incorporando a Francisco Carracero como nuevo director comercial. Con un perfil profesional profundamente arraigado en el sector vitivinícola y especializado en el canal HORECA, Carracero se suma al equipo con la misión de posicionar a Coviñas como una referencia obligada dentro del exigente mundo de la restauración y más allá de las fronteras españolas.

En resumidas cuentas, Coviñas no solo está expandiendo su oferta de vinos, sino que está redefiniendo su identidad y estrategia en un mercado cada vez más globalizado y competitivo. Con estos nuevos vinos y cambios estratégicos, Coviñas se sitúa en la vanguardia de la producción vitivinícola española, demostrando que la tradición y la innovación pueden ir de la mano en la creación de vinos excepcionales que capturan la esencia de su tierra y la visión de futuro.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1922 veces