Los 12 pecados del servicio del vino

Redacción

Martes 20 de Octubre de 2009

Leído › 17426 Veces

Lo que nunca se debe hacer en el servicio del vino

1.- Alardear de cómo se debe servir o beber el vino, dar clases o lecciones a los comensales que probablemente no estén interesados en el tema.

2.- Decir, y peor aún pensar, que sólo son buenos los vinos españoles de Rioja y Ribera del Duero, que el vino tinto es mejor que el blanco, que el rosado es un mal vino o que un vino añejo siempre es mejor que un joven.

3.- Admitir como única preferencia los vinos tintos y desechar el resto de vinos (blancos, rosados, espumosos,…). Esta afirmación es indicativo de una profunda ignorancia vinícola.

4.- Afirmar que no se pueden tomar tintos con pescados, ni blancos con carne.

5.- Presumir sin saber, usando cuatro palabras aprendidas y otras tantas marcas consabidas de vino.

6.- Llenar la copa en más de un tercio de su capacidad, llenarla más de la mitad, llenarla hasta arriba o llenar la copa mientras se habla con otra persona. También es nefasto servir y que la botella esté en contacto con la copa.

7.- Llamar al cava, champagne. Y lo que es peor aún, tomarlos en los postres.

8.- Usar copas pequeñas para el vino, usar copas con dibujos, de colores o con tallados. Usar copas que no son de cristal o con un vidrio excesivamente grueso (como de vaso), y lo que es peor aún, usar vaso o taza para beber vino.

9.- Servir tintos a temperatura ambiente, o blancos demasiado fríos.

10.- Usar jarra para el vino, bota o similar, y lo que es peor aún, alabar su carácter artesanal.

11.- Despreciar el lenguaje, los gestos y reglas de los profesionales. Despreciar la cultura del vino, basada en miles de años de experiencia.

12.- La máxima del mal gusto y desprecio al trabajo del viticultor: Mezclar un vino con gaseosa, refresco o incluso con otro vino.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta