El Consejo Regulador DO Almansa pide declarar Albacete “Zona Catastrófica” por sequía extrema

La sequía en Albacete amenaza la viabilidad de los viñedos y la economía local. Los viticultores exigen medidas urgentes ante la falta de lluvias. Solo 100 litros de lluvia desde enero ponen en jaque a la D.O. Almansa.

Viernes 07 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 1826 veces

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Almansa ha manifestado en una carta firmada por su presidente, Adolfo Cano, su preocupación ante la alarmante situación de sequía que afecta a la provincia de Albacete. La escasez de precipitaciones en los últimos meses ha puesto en peligro la viabilidad de los cultivos, especialmente los viñedos, fundamentales para la economía y el desarrollo territorial de la región.

La sequía actual no solo amenaza con la pérdida de cultivos, sino que también representa un riesgo significativo para el valor agronómico de la provincia. La falta de agua ha causado una disminución progresiva en la producción de uvas, aseguran, lo que a su vez ha generado pérdidas económicas que el sector vitivinícola no puede sostener indefinidamente. Este panorama obliga a los viticultores y agricultores a solicitar medidas urgentes a las administraciones competentes, señalan desde el organismo.

Desde el 1 de enero, la zona ha registrado apenas 100 litros de lluvia, una cifra insuficiente para mantener tanto los viñedos de secano como los de regadío, sostienen, y añaden que esta situación crítica exige una respuesta rápida y efectiva por parte de las autoridades.

Los representantes de la D.O. Almansa instan a declarar la provincia de Albacete como "Zona Catastrófica por Sequía", lo que permitiría la implementación de medidas fiscales, laborales, financieras e hidrológicas necesarias para mitigar los efectos de la sequía.

Entre las medidas solicitadas se encuentran ayudas excepcionales para frenar la crisis actual y garantizar la continuidad de las explotaciones vitivinícolas. La importancia de estas acciones radica en que la agricultura es el principal motor económico de la provincia, y su colapso afectaría a una gran parte de la población.

Además de la declaración de zona catastrófica, se requiere un enfoque integral que incluya el desarrollo de infraestructuras hídricas para mejorar la gestión del agua, incentivos fiscales para los agricultores afectados y apoyo financiero para garantizar la sostenibilidad de los cultivos. Sin estas intervenciones, la supervivencia de la D.O. Almansa y de muchos otros cultivos en la región está en serio peligro.

La situación actual no solo demanda soluciones a corto plazo, sino también una planificación a largo plazo que contemple la variabilidad climática y asegure la resiliencia del sector agrícola frente a futuros episodios de sequía. La adaptación a estas condiciones cambiantes es esencial para mantener la producción y la calidad de las uvas, así como para preservar el tejido socioeconómico de Albacete.

La sequía que azota la provincia de Albacete requiere una respuesta inmediata y coordinada de las administraciones públicas. La declaración de "Zona Catastrófica por Sequía" es un primer paso necesario para activar los recursos y ayudas que permitan superar esta crisis. La implementación de medidas fiscales, financieras e hidrológicas será esencial para proteger los cultivos y garantizar la continuidad de una actividad vital para la región.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1826 veces