Botella singular, encuentro sorprendente: La Cuchareta te fascinará

Fresco y limpio, con aromas a frutas y flores, estamos frente a un vino D.O.Ca Rioja que podrás descubrir vía online o en puntos de venta como en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

Carmen Fernández

Viernes 09 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1810 veces

A veces es difícil reparar en algo en concreto cuando pasas por el duty free de un aeropuerto como el de Madrid Barajas, sobre todo cuando estás mental y físicamente agotada después de una feria tan intensa e interesante como Madrid Fusión, en la que la gastronomía ha demostrado que es uno de los motores clave en el desarrollo económico de nuestro país. Y evidentemente, también hubo espacio para el vino, los destilados y la mixología.

Ahí volvimos a ver lo difícil que es diferenciarse. Pero si algo quedaba claro es que, cada vez en mayor medida, comemos, pero también bebemos por los ojos. Y eso es precisamente lo que te puede ocurrir si, como a mí, tienes que hacer algo de tiempo en las tiendas del aeropuerto. Mientras buscaba posibles regalos reparé en una botella que bien podría estar situada en la sección de perfumería.

Y no era por su packaging, que también, sino también por la forma poco habitual de la botella, tipo rana. Se trata de La Cuchareta, un vino D.O.Ca Rioja, del que podemos encontrar en tinto, elaborado con las variedades tempranillo y mazuelo, o en blanco, a partir de viura y malvasía. Su embalaje era hermoso y, al estar fuera de su caja, pude ver también su ficha técnica. El que yo encontré en el aeropuerto era el blanco, añada 2022, lo que auguraba un vino fresco y floral.

Evidentemente, decidí llevarme la botella para resolver mi curiosidad. Había tenido ocasión de disfrutar antes de un vino embotellado en una botella de este tipo. Se trataba de un vino tinto italiano Decanta rosso barbera Emilia I.G.T, que resultó una gran experiencia. Pero no había tropezado con un vino español embotellado en esta singular botella, de 75 cl de capacidad, que me acompañó a la perfección con unos linguini con queso feta y langostinos.

Vivo y fresco, de entrada se aprecian las flores blancas en nariz pero en boca sorprende su equilibrio elegante entre notas de dulzor típicas de la malvasía, de fruta madura, con otras herbales que le dan complejidad y una cierta aguja que ofrece la persistencia en boca que nos permite disfrutar del vino de principio a fin. Si habitualmente conservo los corchos de las botellas que suponen una gran experiencia, en este caso conservé también la singular botella.

Buscando información sobre el vino descubrí, de hecho, que se elabora casi por capricho de su creador, Jesús García Mayoral, que le dio ese nombre precisamente por la referencia a la botella que contiene su creación. Cuchareta es el nombre con el que se conoce a los renacuajos en La Rioja. "Cuchareta es en realidad un riojanismo, se usa en las zonas altas del Rioja Najerilla, una tierra muy fértil, gracias al río Najerilla", explica su creador, que destaca que la botella fue la que inspiró el proyecto. Un proyecto personal centrado en extraer lo mejor del territorio donde nació.

Un homenaje a la Rioja Najerilla

"El valle donde aprendí el sentido de la vida, donde las cucharetas se transforman en ranas, donde las uvas se convierten en vino, donde la magia de la naturaleza fluye... se merecía un homenaje, el mejor". Y así nace este vino, con el que su autor "busca comercializar un vino singular, llamativo, que no fuera un vino más, y por eso he buscado un packaging diferente", explica su creador, que confirma que es consciente de que el mercado del vino, especialmente en los vinos de Rioja, cuyo amplia variedad y diversidad es especialmente amplia. ¡Objetivo conseguido!

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1810 veces