Un viaje culinario en el IV Concurso Nacional de Mojos armonizado con vinos de Tenerife

Una fusión de tradición y vanguardia en el paladar

Miércoles 31 de Enero de 2024

Compártelo

Leído › 1319 veces

La gastronomía contemporánea española, con su rica diversidad y continua innovación, encuentra en los eventos culinarios una plataforma ideal para mostrar su evolución y la integración de tradiciones regionales en la cocina de vanguardia. Este fenómeno se ha manifestado recientemente en el IV Concurso Nacional de Mojos y platos con mojos armonizados con Vinos de Tenerife celebrado en Madrid Fusión el pasado martes, 30 de enero, un evento que ha reunido a destacados chefs de toda España en La Polivalente, un espacio que por unas horas se transformó en un escaparate de la cultura culinaria tinerfeña.

El concurso, que atrajo la atención de profesionales de la restauración de alto nivel, muchos de ellos vinculados a establecimientos reconocidos con estrellas Michelin, se centró en la reinterpretación del mojo, una salsa emblemática de Tenerife. Este año, el evento puso de manifiesto no solo el interés por esta salsa tradicional, sino también su versatilidad y capacidad de adaptación en la cocina moderna.

El jurado, compuesto por personalidades de la gastronomía y la comunicación, como Albert Boronat, Nieves Caballero, Isabel Pérez, Jaime de las Heras, Alberto Fernández y Federico Oldenburg, tuvo la tarea de evaluar las propuestas de los seis participantes. Cada uno de ellos presentó ante el congreso su visión única de los mojos de Tenerife, demostrando la riqueza de posibilidades que estos ofrecen en el ámbito de la cocina contemporánea.

Tras una cuidadosa deliberación, el jurado otorgó el Premio al Mejor Mojo de Tenerife a Haridian Dóniz, del restaurante El Ancla en Tenerife, por su "Armonía de mojos con thunnus albacares". Por otro lado, el Premio al Mejor Plato con Mojo de Tenerife armonizado con Vinos de Tenerife recayó en Nicolás Galindo, de La Vieja de Jonay Hernández en Mallorca, quien presentó un plato armonizado con un Altos de Trevejos, vino de la Denominación de Origen Abona. Ambos premios, además del reconocimiento, incluyeron una dotación económica y un lote de productos premium de Tenerife.

Las demás propuestas participantes mostraron un alto nivel de creatividad y técnica. Juan Quirós, de Kyoshi en Madrid, propuso un usuzukuri de besugo con mojo verde y chip de alcachofa; Sergio Sierra, de El Portal en Alicante, presentó un arroz con mojo, bogavante, ahumado y mantecado en tres vuelcos; José Bértolo, de Casa Solla en Poio, ofreció su mojo Mama Pepa con carne de cabra y kéfir; y Yeray Delgado, de Tempo Audophile en Madrid, presentó un micuit de rape con alcachofa en fritura cantonesa y mojo rojo.

El evento también contó con la presencia de Valentín González, consejero de Sector Primario del Cabildo de Tenerife, y Dimple Melwani, CEO de Turismo de Tenerife, quienes se encargaron de la entrega de premios.

Además de la competición, el evento ofreció una serie de actividades paralelas que atrajeron a un gran número de asistentes. Entre ellas, destacaron los desayunos temáticos como el "Desayuno del Norte", el "Desayuno con historia" y el de frutas tropicales. También se celebró un coloquio a cargo de Diego Schattenhofer sobre perfumes comestibles y emocionales, un taller sobre plátanos de Tenerife, una degustación de cervezas artesanas y catas de vinos destacados de la región.

La jornada culminó con dos almuerzos temáticos: "Gastronomía de territorio" y "A qué sabe el Norte", que ofrecieron una experiencia culinaria única, combinando platos locales con vinos de la región.

El Túnel del Vino de Tenerife, parte de la zona Wine Edition, fue otro de los grandes atractivos del evento. En esta sección, los asistentes pudieron disfrutar de catas personalizadas de vinos de Tenerife, confirmando el creciente interés y la alta valoración que estos vinos están alcanzando a nivel nacional e internacional.

En resumen, el IV Concurso Nacional de Mojos y platos con mojos armonizados con Vinos de Tenerife ha sido una celebración de la tradición y la innovación en la cocina española, y un testimonio de cómo los sabores regionales pueden enriquecer y revitalizar la escena gastronómica contemporánea.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1319 veces