Nos vamos “BAJO TIERRA”, donde la vida del vino nace

Carlos Aguila Muñoz

Jueves 22 de Septiembre de 2022

Compártelo

Leído › 987 veces

El verano de incendios en Zamora ha sido catastrófico. El gobierno aún no ha podido determinar la causa de los incendios, pero está claro que existe un vínculo entre el aumento de la temperatura, el abandono del campo y la cantidad de incendios.

La ola de calor de este verano no ha tenido precedentes, con temperaturas récord registradas en toda Europa. En Zamora, estas altas temperaturas han provocado un fenómeno insólito: un aumento de las incidencias de incendios.

Y es cuando una luz de Bajo Tierra nos alentó a acercarnos a una feria nueva de vinos, el resultado... espectacular!

Si hablamos de 14 de agosto y de olas de calor nuestra imaginación automáticamente se traslada a la playa, piscina, pantano... cualquier entorno con agua nos va bien. Por supuesto, cervecita en mano, sin ninguna duda. Pero si lo analizamos durante unos segundos, ¿Dónde estaríamos mejor qué "Bajo tierra"?

Temperatura constante, humedad más que llevadera, no necesitas crema para el sol. ¡Ni gafas! Tienes el espacio suficiente para los amigos. Los que van contigo y los que harás en el momento. Hay vino, mucho vino y esto facilita la comunicación y el entendimiento entre todo tipo de personas.

Ahora qué, igual ya no necesitas la playa y escuchar Zamora, Villamor de los Escuderos y Castilla en agosto, es música para tus oídos.

El pasado domingo 14 de agosto se celebró el I Encuentro Vino Bajo Tierra. En Villamor de los Escuderos, un pequeño municipio de Zamora, situado en la comarca de la Guareña a unos 33km de la capital. Un pueblo con tan sólo 500 habitantes pero con mucho amor por el vino, una larga tradición vitivinícola, bodegas históricas, y  ganas de compartirlo. Un encuentro cargadito de historia, tradición, respeto por el territorio, trabajo, trabajo, sacrificio, sueños, ganas de disfrutar y transmitir.

Nueve elaboradores con proyectos muy diferentes pero con una misma inquietud. Poner en valor su "ADN" (Así transmiten ellos sus elaboraciones). Su historia, sus suelos, sus variedades. En definitiva sus vinos. Elaborados con la mínima intervención pero con el mayor de los mimos. Conocen cada cepa, cada piedra y grano de arena de sus viñedos. Es su proyecto de vida y el motor de sus días.

Nos deleitaron con gran diversidad de elaboraciones, Orange Wine, Ancestrales, vendimias tardías, monovarietales, Brut elaborados con Albarín  100%, Juan García, Trincadeira, Mencía, Brancellao, Garnacha Tintorera... Viñedos muy viejos, diferentes entre ellos, con una evolución en el tiempo y una larga historia por contar.

Aquí no se aburrió nadie y nos todos nos quedamos con ganas de más.

Vinos al Margen, Viñaver, Vino Ravilargo, Teso la Encina, Bodegas Matihuelo, Microbodega Alumbro, Mansio Sabaria, Vinos Naturi y  Alvar de Dios tienen mucho que contar y lo dejaron claro. Al finalizar el "Subsuelo room", (el evento como ya dejé entre ver se realizó en una de sus bodegas históricas excavadas a unos 13 metros bajo tierra, allí donde todo comenzó y reloj queda en segundo plano)... nos trasladamos a la Microbodega Alumbro, allí pudimos compartir mesa y comida con los elaboradores y profundizar más en sus proyectos, hablamos del cambio climático, de las tendencias en elaboración, de tinajas, de barricas, incluso del pisado de uva. Un día divertido, formativo y súper recomendable si amas el vino y todo lo que le rodea.

El broche de oro lo puso el after party con música de Balklavaltau y Balskandal.

Deseando que llegue el año que viene para repetir experiencia y poder disfrutar de las elaboraciones de Esteban Celemín que causo baja en el último momento y le echamos muchísimo de menos.

En resumen:

Un día de agosto en Zamora en el que descubres que en el subsuelo, a veces, se está mejor que a nivel del mar y #compartidosabemejor!

¡Chin-Chin!

Carlos Aguila Muñoz
Winelover y escritor especializado en enoturismo, enología e historia del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 987 veces

Comenta