“La clave del éxito en el sector vitivinícola: originalidad, identidad y respeto por el planeta”

Isabel Blanco

Viernes 30 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 4301 veces

Enólogo de Bodegas Verum y con una dilatada trayectoria en el sector a sus espaldas, Elías López ha situado en el mapa los vinos de Castilla La Mancha y además ha iniciado un ambicioso proyecto en Argentina. De su mano analizamos las claves del éxito en este sector y las tendencias del futuro.

elias lopez

Elías López Montero, ganador del premio al Mejor Enólogo del Mundo en los Respected by Gagganeau 2021, es un firme defensor del potencial de las variedades autóctonas de la uva y apuesta por la identidad por encima de todo. Su talento, su capacidad para innovar y el arraigo en la tradición familiar y local le ha llevado a alzarse con este reconocimiento internacional.

Recientemente el jurado de los premios Respected by Gaggenau le eligió como mejor enólogo del mundo en 2021 entre un total de 60 finalistas internacionales, ¿cómo ha recibido este premio?

Recibir el premio Respected by Gaggenau en Vitivinicultura es muy importante para Castilla La Mancha y para mi pueblo, Tomelloso, que es dónde desarrollo la mayor parte de mi labor. Es un premio que otorga una marca de prestigio internacional, con un jurado de altísimo nivel que se ha fijado en el trabajo que desarrollo en Bodegas Verum, junto a un grandísimo equipo, en el marco de una región a la que no suelen llegar muchos reconocimientos de este tipo, por lo que para nosotros tiene más valor, si cabe.

¿Qué aspectos de su trayectoria destacaría para alcanzar este premio?

No sé cuál habrá sido el resorte, pero según el jurado se me ha premiado "por ser innovador, tenaz,  por no conformarme con lo establecido y por ser capaz de poner en valor la variedad Airén, la blanca manchega por excelencia". Para mí, sin duda, ha sido muy importante el apoyo de mi familia y las miles de horas de avión.

En cierta medida, podríamos afirmar que ha transformado la reputación de los vinos de La Mancha, ¿cómo ha sido el proceso?

No sé si tanto... En realidad hacen falta más cosas para cambiar algunas pre-concepciones instauradas en el mercado sobre nuestra región. Mis colegas manchegos que viajen bien lo sabrán,  pero  estamos ayudando a que eso pase. Lo que sí hemos conseguido en Bodegas Verum es convencer sin tratar de ocultar nuestro origen manchego... que es algo que pasa mucho en esta tierra y que me parece lamentable; nuestro enfoque ha sido hacer algo que ensalza las virtudes de nuestro entorno y patrimonio vitivinícola. Nuestro proyecto ha requerido de mucha observación, documentación y, por supuesto, de experimentación para saber qué era lo que nos iba bien y cuáles serán los vinos de los próximos años.

¿Cuál es la imagen, en términos generales, de los vinos españoles en el mercado internacional?

La imagen del vino español es realmente muy buena entre los productores de vino de otros países; entre los consumidores también lo es, pero nos falta un poco de unidad para avanzar en bloque como hacen otros países. También es cierto que los compradores de vino de grandes cadenas internacionales saben que pueden encontrar vinos de bajo precio y eso, obviamente, va en detrimento de nuestro precio medio.

¿Qué características de su marca deben potenciar las empresas vitivinícolas españolas de cara al futuro para destacar y mejorar su posicionamiento?

Originalidad, identidad y respeto por el planeta, considero que son los puntos fuertes más importantes para destacar.

En nuestro caso en Bodegas y Viñedos Verum hemos sido capaces de lanzar una propuesta de referencia dentro del vino español, que habla de Castilla la Mancha con orgullo, pero sobre todo con argumentos. Hemos sido capaces de poner de acuerdo a la crítica, de forma general, gracias a la buena aceptación de los vinos elaborados.

¿Cómo se debe desarrollar un proyecto vitivinícola centrado en las variedades autóctonas?

Es como mimar un jardín con distintos tipos de flores... Cada una tiene su propia belleza singular y se comporta de manera distinta, por lo que requiere de máxima atención en el viñedo. España es una fuente de variedades y cada vez se valoran más, especialmente aquellas que son viejas y adaptadas al terruño

Ha sido el primer enólogo español en elaborar vino en la Patagonia Argentina, ¿cómo surgió este proyecto y qué implica para su bodega?

Surgió de la inquietud por elaborar en otras latitudes. Bodegas Verum siempre nació con carácter internacional. Se cocinó en un tiempo en el que un accidente me tuvo en casa por unos meses y se fraguó gracias a la estrecha colaboración entre Bodegas Verum y Bodega del Río Elorza, en Patagonia Argentina.  Tener la oportunidad de dirigir una producción en el otro hemisferio ha sido un gran salto profesional para mí y es un reto importante que me da grandes satisfacciones.

¿Cómo ha afectado la pandemia a modelos de negocio del sector viticultor?

El cierre de la hostelería ha supuesto un impacto tremendo en nuestro sector, pero en el caso de Verum, por suerte, también estábamos trabajando la venta directa y otras líneas de off trade.  El hecho de no poder viajar nos ha obligado a replantear muchas cosas, pero puede que necesitásemos reflexionar.

¿Cómo evolucionarán las tendencias del consumo de vino en los próximos años?

Los vinos continuarán evolucionando hacia un perfil más ligero y fresco, pero lo que siempre se premiará es la autenticidad. Por supuesto, en los próximos años seguiremos asistiendo al crecimiento de los vinos ecológicos, ya que cada vez la huella de carbono será más importante para todos nosotros. Además, en el futuro el canal de venta a través de internet seguirá al alza y los formatos como el vino en lata o el bag in box seguirán en aumento.

Isabel Blanco
Licenciada en Periodismo. Máster en Dirección de Comunicación Corporativa.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4301 veces

Comenta