El color de la copa de cata de aceite y su importancia sensorial

Javier Campo

Lunes 09 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 1903 veces

Las catas de aceite tienen más complejidad de lo que se puede pensar inalterablemente y por ello, la elección de una copa adecuada puede cambiar ostensiblemente la percepción

La cata del aceite para muchos es un divertimento y para otros, profesionales, es una enorme responsabilidad. Como ya sabes si eres aficionado al mundo del aceite, las catas de los Paneles Oficiales se llevan a cabo en una copa sin tallo de cristal azul cobalto.

Esto es así desde 1987 cuando el COI (Consejo Oleícola Internacional) lanzo una normativa donde se describía las características que debía tener una copa para el análisis del AOVE.

La forma, para poder cogerla con la mano y calentarla, la parte de arriba más estrecha para propiciar los aromas, la tapa de cristal de reloj para concentrarlos y que no se pierdan, y el color azul, para impedir ver el color del aceite y que esto pudiera condicionar la puntuación en un concurso.

A los que nos gusta admirar el color del aceite, seguimos apostando por el cristal transparente, pero, no así lo profesionales de este vasto mundo, prefieren no verse condicionados por un color u otro a la hora de valorar ya que en el color existen parámetros favorables y todo lo contrario también.

En las principales zonas de cultivo de la aceituna, siempre, se ha intentado valorar el AOVE por sus cualidades aromáticas y gustativas, pero menos por su color ya que, aunque, ahora en desuso, se ha "coloreado" el aceite para hacerlo más atractivo. Por ello se ha utilizado la copa azul. Hasta ahora.

La Universidad de Jaen y una empresa llamada Elaia Zait han conseguido revolucionar el mundo de la cata del aceite con una copa de color rojo granate que aun hace más imperceptible el color del aceite.

La empresa y la UJA, han presentado al COI esta copa roja y este organismo internacional ha aceptado la misma como utensilio para la cata. Se pretende sustituir el rojo por el azul ya que el tradicional cobalto, no anula por completo los colores y la roja granate, sí.

Para los que hemos experimentado con bebidas en diversos recipientes, tales como el agua embotellada en azul o en rojo, los aspectos cromáticos afectan también a los sabores.

Elaia Zait no solo ha creado la copa roja, sino que tiene un amplio abanico de productos destinados al disfrute máximo del AOVE tal como la copa hedonista o los chupitos para aceite. Probablemente y comparándolo con el mundo del vino, Elaia Zait sea la Riedel del aceite.

Como en todo, hay partidarios y detractores de esta copa roja ya que algunos dicen que "excita" al jurado y otros dicen que como el rojo es el color del primer chakra, los sentidos de l gusto y el olfato se ven agudizados.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1903 veces

Comenta