Así fue el Salón de los Vinos de Madrid

David Manso

Martes 19 de Noviembre de 2019

Leído › 1403 Veces

La Denominación de Origen Vinos de Madrid con una amplia representación en bodegas presenta sus elaboraciones en la Real Casa de Correos con el apoyo institucional de la Comunidad

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid, durante el Salón de los Vinos de Madrid

El reciente anuncio por parte de la actual Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre el apoyo institucional a los vinos de la región, hace que tanto bodegas como profesionales vean en este compromiso una buena oportunidad frente a las dificultades que atraviesa el sector.

La bajada en el consumo, unida a los nuevos aranceles que el mercado norte americano impone desde octubre, al cual Madrid exporta el 30% de su producción al mercado norteamericano, y las últimas pérdidas que han ocasionado las pasadas riadas en la zona sur de la comunidad (Subzona de Arganda), hace más tediosa la labor a los productores de la región. Un balón de oxígeno que busca impulsar, no solo los vinos de la región, si no también otros productos típicos bajo el sello de Madrid como aceites, quesos, carne, etc.

Una representación de 34 bodegas de tres de las cuatro subzonas que comprenden Vinos de Madrid han acudido a esta veinteava edición, cubriendo una parte muy representativa de las 12.000 ha. de viñedo total cultivado.

Un amplio y variado acercamiento para conocer mejor los vinos de la región, en la que personalmente he echado en falta alguna bodega representando la recién incorporada subzona de El Molar, asistencia que espero en futuras ediciones por su valor enológico dentro de los vinos de la D.O. Madrid.

HABLEMOS DE LOS VINOS BLANCOS...

Si hay algo que diferencia las diferentes zonas de los vinos de Madrid, aparte de su orografía y clima, son las variedades cultivadas. En el salón, por un lado nos encontramos con los vinos procedentes de la subzona de Arganda donde reina la variedad Malvar, en ocasiones acompañada por Macabeo (Viura) o Moscatel, que dan como resultante vinos de intensidad aromática media, de acidez moderada y a los que las crianzas sobre lías y el paso por barrica les confieren buena estructura manteniendo su frescura. También destacar alguna buena e interesante elaboración de Sauvignon Blanc.

Por otro lado, las subzonas de  Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias, estos últimos más afines entre sí por su cercanía y localización, nos encontramos con la variedad Albillo Real como protagonista indiscutible. Una uva elegante, en la que diferentes elaboraciones con buena calidad confirman su gran potencial. Estas dos zonas viticultoras la han recuperado muy bien, haciendo de ella su abanderada y reflejando su particular identidad en sus vinos.

HABLEMOS DE LOS VINOS TINTOS...

Otra vez tenemos que recurrir a las diferencias varietales. La zona sur, Arganda, se caracteriza por la elaboración de coupages donde las variedades más representativas conforman sus vinos. Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot y en menor medida Tempranillo, son empleadas tanto en monovarietales como en elaboraciones con diferentes proporciones y combinaciones que les dotan de complejidad, potencia y un particular sello de distinción de sus vinos con carácter.

Al otro lado de la región, tanto en la subzona de Navalcarnero como en la de San Martín de Valdeiglesias, para los tintos la variedad Garnacha tiene un lugar preferente, por no decir casi exclusivo. Vinos de diferentes localizaciones confirman la gran variedad de elaboraciones que apuestan por esta variedad, donde las creaciones más ligeras y elegantes compiten frente a las de mayor potencia y complejidad. El paso por barrica se hace un bien necesario para dar más complejidad en matices a los vinos de estas dos zonas productoras.

CONCLUSIONES...

Una muy buena oportunidad para acercarse a los vinos de Madrid donde la calidad en las elaboraciones, junto a la variedad, es uno de los puntos a destacar de la región. Reitero la falta de presencia en esta edición de alguna bodega procedente de la nueva zona adherida a la denominación, la cual hubiera sido interesante para ver las diferencias entre la cuatro subzonas. Destacar la apuesta por parte de las instituciones apoyando los vinos de la comunidad, lo  que seguro será un importante impulso que ayudará a dar mayor visibilidad a esta denominación de gran riqueza y variedad enológica.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta