El vino que se llevó el río

Javier Campo

Viernes 25 de Octubre de 2019

Leído › 4488 Veces

El agua nos da la vida, y a veces, nos la rompe. La Bodega Rendé Masdéu de la DO Conca de Barberá ha desaparecido devastada ante la furia de un rio desbordado. Su vino es un recuerdo

Esta era la imagen que tenía la pequeña bodega de Rendé Masdéu ubicada en Esplugues de Francolí en la Comarca catalana de Conca de Barberá. Un pequeño negocio familiar en el que Mariona y Jordi vieron crecer una ilusión compartida con todos en forma de vino. Sus hijos, han crecido aquí, igual que sus viñas y que las ganas de perpetuar un legado que viene de su propia familia desde 1604 y que se transformó en la bodega actual en 1991. Pero lo de bodega actual, era una forma de hablar.

En esta foto de Mariona Rendé publicada en Vadevi, nos podemos dar cuenta de la magnitud de esta catástrofe que no solo ha devastado esta bodega, sino que ha truncado la vida de toda una familia. Después del llanto, la rabia y la pena, no queda más que los escombros de lo que fue la cuna de sus vinos. Barricas, depósitos y botellas. Todo destrozado y arrastrado por la fuerza imparable de la naturaleza, que, aunque sabía, no por ello menos cruel en ocasiones. Algunas de esas botellas se han recuperado de en medio del lodo y las cañas por vecinos que en un emotivo acto solidario han querido recuperar simbólicamente el fruto de una vida.

Las muestras de solidaridad llegan desde el mismo municipio, de otras familias que también se han visto afectadas en sus propias casas, en sus negocios y en sus calles hoy intransitables y que el pulso de un pueblo está levantando de manera admirable. La Denominación de Origen Conca de Barberá se está encargando de canalizar las ayudas destinadas a la familia Rendé Masdéu. El Incavi y los Servicios Territoriales de Agricultura, junto con la DO, han propuesto hacer un vino solidario en el que participan otras bodegas de la misma demarcación.

También, el conjunto de las Denominaciones Catalanas ha decidido crear una etiqueta solidaria para la venta de vinos catalanes en la que una parte irá destinada a la causa. Las muestras de apoyo moral se suceden de manera innumerable. Y aunque un abrazo es reconfortante, son las acciones las que cuentan.

Desde Vinetur, y personalmente, nos vemos en la obligación de pediros a todos que seamos parte de esas acciones solidarias. El cómo es fácil. Solo tenemos que escribir un correo a info@doconcadebarbera.com y poner en el asunto BOTELLA ZERO y recibirás la contestación de cómo puedes hacer llegar tu colaboración a la cuenta solidaria habilitada para esta situación más que excepcional. Es una botella virtual. Vacía. Tan vacía como la bodega que ya no existe. Entre todos, vamos a "llenar" esa botella con una pequeña aportación. El precio de la botella zero, lo pones tú. Por favor, compártelo por tus redes sociales y dale la máxima difusión posible.

Y cuando brindes con una copa de vino que aparentemente está vacía podrás sentir visualmente el color no es rojo, sino el de la esperanza, en nariz podrás sentir como crece de nuevo la ilusión con matices de sonrisa y en boca, el sabor amargo se torna poco a poco dulce y largo. Tan largo como el camino que Mariona y Jordi van a emprender de nuevo para levantarse. Pero no están solos. Fuerza amigos.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta