¿Cómo construir una bodega para vinos en casa?

Lunes 23 de Septiembre de 2019

Leído › 4698 Veces

Construir una bodega para vinos en casa es el sueño de muchas personas

En efecto, emprender esta empresa es considerado por muchos como el trabajo perfecto o la cristalización de años de duro esfuerzo. No obstante, emprender esta labor demanda de seguir ciertos procedimientos para que empiece a caminar correctamente.

Por ello, hemos elaborado una serie de pasos útiles que debemos seguir si queremos levantar una bodega para vinos en casa.

  1. Establecer medidas. Si queremos construir una bodega para vinos debemos establecer, en primer, lugar las medidas del tabladillo o espacio en la que se edificará. Así pues, con una cinta métrica delimitamos con exactitud las medidas del espacio que disponemos para levantar nuestro negocio. Por ejemplo, las medidas de alto pueden ser 2,2 m. y de ancho 1,2 m.
  2. Armado. Podemos emplear vigas de lata como base para el techo y las paredes. Es importante conocer las mediciones para saber cuántos soportes vamos a colocar. Solo necesitaremos una tijera para cortar la lata. El siguiente paso es clavar las bases sobre la tarima, ya sea de madera o de cualquier otra superficie. Así mismo, vamos a delimitar los cortes de la madera o el material que vamos a usar. También se recomienda emplear una escuadra para cortes más precisos.
  3. Colocación. El siguiente paso es fijar las estructuras metálicas sobre la madera. Para ello necesitamos un destornillador eléctrico, pues podemos regular la fuerza y profundidad de colocación. De este modo, será más fácil retirar un tornillo y mover las piezas en caso necesitemos reubicarlas. Este paso es importante, pues las bases van a sostener todo el armado, de manera que cualquier error puede provocar que se derrumbe alguna parte o se deteriore por la falta de estabilidad.
  4. Techo. Luego de establecer las bases, hay que colocar los travesaños que serán el soporte para el techo. Estos irán fijados con tornillos sobre las estructuras metálicas.
  5. Cercado. Una vez colocado todo lo interno, corresponde colocar los tableros OSB para cercar la bodega. Solo basta con atornillar estas piezas a las bases de metal. En este paso también podemos incluir una canaleta que sirva de transporte para la corriente eléctrica. Todo espacio debe estar bien iluminado para brindar un servicio. Lo ideal es que la corriente salga de una caja de conexiones. Bien puede instalarse un tubo fluorescente o una lámpara.
  6. Cubierta. Para cerrar el espacio podemos emplear calamina de plástico transparente. Para asegurarla, debemos colocar tornillos en todos los puntos de contacto con las bases. Podemos emplear topes para que la estructura no se deforme con los tornillos.

Una vez esté todo listo, el último paso es forrar toda la estructura con siding vinílico. Es fácil de instalar, ya que solo debemos cuidar de no ejercer demasiada presión sobre los tornillos para que el plástico no se quiebre.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta