114.721 Seguidores !

Desarticulada una banda de venta de vino de alta gama falsificado

Lunes 23 de Julio de 2018

Leído › 8666 Veces

La Guardia Civil desmantela una red que operaba en Madrid, Málaga y A Coruña dedicada a la venta internacional de botellas falsas de hasta 2.000 euros

La Guardia Civil ha detenido este lunes, 23 de julio de 2018, a cuatro personas como supuestos autores de delitos de pertenencia a organización criminal, contra la propiedad industrial, contra la salud pública, estafa y blanqueo de capitales. Además hay otras cuatro personas con cargos como investigados.

Las detenciones se produjeron en seis registros simultáneos en Madrid, Cerceda (A Coruña), Marbella y San Pedro de Alcántara (Málaga), llevados a cabo en el marco de la denominada operación "Tag"

De los seis registros, tres eran las viviendas particulares de los principales responsables de la red y los otros tres eran empresas (un restaurante y dos naves).

La organización se dedicada a la falsificación, distribución y venta de botellas de Pingus, Flor de Pingus y Vega Sicilia Único, exclusivas marcas de vino que en algunos casos llegaron a vender por importes que rondan los 2.000 euros.

Las botellas contenían en realidad un vino de calidad que compraban al por mayor en palés de 500 botellas a una bodega con denominación de origen Ribera del Duero a un precio por unidad de 19 euros.

En Cerceda (A Coruña) estaba la base de operaciones, donde se recibían los vinos, y se realizaba toda la falsificación. La policía desmanteló en la población coruñesa un taller clandestino donde falsificaban etiquetas y serigrafiaban los corchos de forma artesanal igual que las prestigiosas marcas.

Entre los arrestados e investigados, hay cinco españoles, dos colombianos y un argentino. Tres tienen antecedentes por robos y estafas.

Al frente de todos ellos estaba el dueño del restaurante de Cerceda 'Don Alex', conocido como Alex de Cerceda, de 52 años. En este restaurante su dueño realizaba ventas bajo reservas muy limitadas. Además organizaba catas privadas con expertos a los que ofrecía los supuestos vinos de imitación haciéndolos pasar por los de alta gama con el fin de descubrir cuáles se parecían más a los que quería falsificar.

En los seis registros practicados los agentes han incautado todo tipo de material para el fraude, desde más de 1.600 etiquetas de Pingus falsos y otras 2.000 de Vega Sicilia Único hasta corchos, sellos y tampones para crear nuevas etiquetas, además de cajas de madera, collarines y bases metálicas para crear imitaciones casi perfectas de los exclusivos vinos.

En Málaga, se almacenaban los vinos para su posterior distribución que se realizaba a través de una web especializada, en un restaurante exclusivo de A Coruña de uno de los detenidos y en un portal de subastas para clientes internacionales.

A raíz de la reclamación de un ciudadano danés que devolvió tres botellas de Vega Sicilia porque se dio cuenta de que era falso y, especialmente, a partir de la denuncia puesta en octubre de 2017 por la bodega Pingus cuando uno de sus comerciales se percató de la venta en internet de botellas falsificadas, se inició la investigación por parte del equipo de delitos informáticos de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil, que acabó desmantelando la organización.

La investigación continúa abierta y no se descarta que haya otras marcas implicadas y más personas integrantes de la organización.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta