115.290 Seguidores !

Una variedad. Un proyecto. Garnacha Perdida Vintae

Javier Campo

Martes 24 de Abril de 2018

Leído › 2501 Veces

El grupo Vintae apuesta por un proyecto que es un homenaje a la garnacha, una variedad históricamente olvidada y denostada por su complicada viticultura

Proyecto Garnachas

Ya no hay ninguna duda de que la Garnacha es una de las variedades con más potencial y más versátil de las que existen en el mundo.

Raul Acha y su equipo lo saben muy bien y por eso lanzan una colección denominada Proyecto Garnachas y que nos presenta una colección de vinos monovarietales elaborados en distintas zonas del norte de España y procedentes de viñedos muy antiguos.

Cada vino expresa todos los matices y singularidades propias de su zona de elaboración. Vinos afrutados, frescos y minerales, con taninos dulces, plenos y sabrosos.

Hoy os traigo la Garnacha Perdida del Pirineo. Viñedo ecológico plantado en 1999, ubicado a 800 metros de altitud en el extremo norte de la provincia de Zaragoza. Laderas de orientación sureste, con suelo arcillo calcáreo, rodeado de bosque típico mediterráneo. Trabajo de campo que culmina en 12 meses de crianza más un tiempo en botella antes de salir al mercado.

Cuando vemos su color vemos garnacha en estado puro. Con esa viveza e intensidad visual, capa alta y destellos de granate con ribete azul.

La nariz es una fiesta de flores y frutas rojas. Rosa y violeta se entremezclan con fresas y arándanos. Las especias también presentes, son balsámicas y con finales de piel de naranja, propias de las garnachas de altura.

En la boca, tiene un paso amable, redondo y de sedoso tanino que pide un segundo trago. Largo y persistente recuerdo de moras.

Maridaje versátil con carnes rojas y también con tripa de bacalao o cocotxas.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta