8 consejos básicos para convertirte en un experto catador de vinos

Viernes 08 de Enero de 2016

Leído › 6847 Veces

Si quieres convertirte en un experto catador de vinos y ser al que siempre piden ayuda antes de elegir un vino para una fiesta especial, presta atención a estos 8 consejos

1. Entrenar la vista. La mayoría de las catas de vinos empiezan definiendo el color que presenta y su estado como, por ejemplo, si es limpio o si destaca por su brillo. Esta primera impresión es mucho más fundamental de lo que creemos porque nos indica la edad del vino, la variedad de uva, su estado de conversación…

2. ¿A qué temperatura se cata un vino? La temperatura de cata idónea varía en función del tipo de vino, pero es mejor que esté entre 2 o 3 grados por encima de la temperatura óptima de consumo para que sus aromas estén más volátiles y sean más fáciles de percibir.

3. Mover la copa. Seguro que más de una vez te has preguntado por qué se mueve la copa antes de catar el vino. La respuesta es porque en una copa de vino en movimiento se advierten otro tipo de sensaciones que deben ser tenidas en cuenta a la hora de la cata.

4. Ejercita el olfato. Distinguir los distintos aromas de un vino es una de las partes más complicadas del arte de la cata. Por ello, se recomienda ejercitar el olfato con regularidad para poder apreciar las sutilezas que diferencian a los aromas del vino.

5. ¿Sorbo o trago? Los sorbos nos permiten poder disfrutar mejor del vino en el paladar, para ir desengranando las sensaciones que nos transmite como su dulzura, su acidez y su lado amargo.

6. ¿Cómo saber si es un vino de calidad? Este tipo de juicios suelen ser más personales, basados en los propios gustos del catador. Aunque, por regla general, los mejores vinos deben ser equilibrados en todos los aspectos, mientras que el vino de menor calidad es aquel que presenta un exceso o carencia en algunos de sus elementos esenciales como demasiada acidez o falta de dulzura.

7. Evita comer mientras catas. El sabor de los alimentos puede afectar a la cata del vino, así que debemos evitarlos. Eso sí, entre vino y vino, podemos tomar agua o un trozo de pan para quitarnos el sabor y dejar el paladar apto para deleitarse con otro vino.

8. Experiencia. Como en la mayoría de las cosas, para conseguir ser un experto catador de vinos te hará falta aprender a través de cursos, libros y, sobre todo, experimentando. Nadie nace enseñado, por lo que lo más importante es practicar constantemente para poder conocer los intríngulis de mundo vinícola.

Recomendaciones ofrecidas por D.O. Utiel Requena

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta