Nace 'Ceriux de Vendimia', fusión artesanal de cerveza y vino

Viernes 09 de Octubre de 2015

Leído › 3854 Veces

Ceriux de Vendimia está elaborada con variedad Viura y Tempranillo

La bodega Palacios Vinoteca perfecciona la fusión de cerveza y vino con la creación de Ceriux de Vendimia. 

Cerveza CERIUX nació en el 2012 a partir de una idea novedosa, la de unir el mundo de la cerveza con el mundo del vino. El resultado es una cerveza artesana de doble fermentación tostada y otra rubia, embotelladas en botellas de 375 ml y 750 ml y con unas recetas artesanas elaboradas y trabajadas por el maestro cervecero David Morillo y por eL enólogo Pablo Tascón. A una receta de cerveza base, se añade mosto de uva lo cual confiere a esta cerveza un sabor inconfundible.

CERIUX CERVEZA DE VENDIMIA

Siguiendo esta idea, el año pasado la bodega quiso acercar aún más la cerveza y el vino para elaborar una cerveza única.

Durante las vendimias del año pasado, en el 2014, se realizaron muchas pruebas con las uvas Tempranillo en tinto y con las variedades blancas autóctonas riojanas: Tempranillo blanco, Maturana blanca y Viura. Tras probar las fórmulas varios días con temperaturas, grados y acidez diferentes, se estudiaron estas fórmulas durante todo el año 2014 y parte del 2015 para ver la evolución y resultados de cada una de ellas.

Finalmente, optaron por trabajar con Tempranillo en tinto y Viura en blanco para sacar al mercado las primeras CERVEZAS de VENDIMIA.

EL PROCESO

Tras un riguroso proceso de cultivo y recogida de uva, la primera parte es la elaboración de la cerveza base con la maceración de las diferentes maltas y cereales. Después se añade el lúpulo a inicio de la cocción y se pasa a la fase de fermentación. Bajo un estricto control ejecutado por el maestro cervecero, la uva se añade en el tanque y empieza la fermentación de la cerveza. La uva fermenta con la cerveza, explotan los granos y dejan salir todos los sabores de cada variedad.

Esta fermentación dura varios días a temperatura controlada. Posteriormente se comienza con el proceso de maduración con el fin de ensamblar todos los aromas aportados por los cereales y la uva.

Al cabo de unos 15 días, se filtra la cerveza para eliminar los sólidos se embotella y se pasa a la etapa de la segunda fermentación.

Esta cerveza artesanal y única, con una producción limitada a 8000 botellas, saldrá al mercado el 15 de noviembre y se comercializará bajo reserva previa (http://cervezaceriux.com/).

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta