¿Cómo conocer el contenido de taninos de un vino?

Miércoles 09 de Julio de 2014

Leído › 12560 Veces

Procedimiento básico para determinar la cantidad de taninos de un vino en un sorbo

El tanino es una sustancia química que proviene de las pieles de las uvas, las semillas y los tallos del racimo, y se encuentran presentes de manera más abundante en el vino tinto.

El vino blanco también contiene taninos pero en menor medida, debido a que los blancos se somenten a un menor contacto con las pieles de uva durante su elaboración.

La crianza en recipientes de madera, como las barricas, pueden aportar cierta cantidad de taninos al vino. Los taninos de las barricas aumentan en mayor grado la astringencia del vino, suavizan su acidez y refuerzan su estructura.

Los taninos son los que dan al vino el típico sabor amargo y paladar seco. Los taninos también ayudan a prevenir la oxidación y juegan un papel importante en el proceso de envejecimiento de un vino.

Desde un punto de vista técnico se trata de una molécula secundaria producida por las plantas (fenoles), solubles en agua y no en alcohol.

Otra de las ventajas de los taninos, son sus propiedades saludables para el organismo, como por ejemplo la capacidad que poseen de bloquear la formación de endotelina-1, una molécula señal que produce la constricción de los vasos sanguíneos, lo cual disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Cómo evaluar el tanino del vino

  • 1. Tome un sorbo de vino.
  • 2. Haga buches suavemente con el vino en su boca y, al mismo tiempo sin tragar el vino, aspire un poco de aire.
  • 3. Repita el proceso anterior, manteniendo el vino unos 15 segundos en la boca.
  • 4. Trague el vino suavemente y exhale por la nariz.
  • 5. Perciba a continuación la sensación de sequedad que se mantiene en su cavidad bucal, dientes y en la lengua.
  • 6. Si usted siente una fuerte sensación de sequedad y astringencia en su boca, el vino posee taninos.
  • 7. Si esta sensación de sequedad es muy fuerte, nos cuesta recuperar la salivación y perdura cierto tiempo, el vino está lleno de taninos.
  • 8. En un vino bajo en taninos sólo se sentirá seca la punta de la lengua y recuperará enseguida la salivación.

 

¿Sabías que...

El término tanino fue originalmente utilizado para describir ciertas sustancias orgánicas que servían para convertir a las pieles crudas de animales en cuero, proceso conocido en inglés como tanning ("curtido" en español). Se extraen de las plantas con agua o con una mezcla de agua y alcohol, que luego se decanta y se deja evaporar a baja temperatura hasta obtener el producto final. Los taninos tienen un ligero olor característico, sabor amargo y astringente, y su color va desde el amarillo hasta el castaño oscuro.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta