Decantar el vino ¿Cuándo es necesario hacerlo y cuándo no?

Miércoles 09 de Septiembre de 2015

Compártelo

Leído › 8279 veces

El sumiller argentino Daniel Marín afincado en Galicia hace más de una década y autor del prestigioso portal Ivinourense nos trae algunos consejos a la hora de decantar un vino

Daniel Marin

Tomar una decisión apropiada entre decantar un vino o escanciarlo directamente desde la botella, parece sencillo, pero esta destreza tiene defensores y detractores. Los partidarios de la decantación exponen que esta técnica ayuda a los vinos para que se expresen con plenitud, y por el contrario los que se oponen aseguran que se modifica su evolución.

Porque si decantar

Los defensores de la decantación señalan estas razones esenciales para decantar un vino: Sí es un vino añejo, sobre todo si es tinto, debe separarse de los sedimentos, es decir, de los posos que se han formado en la botella a lo largo de los años y así entrar en contacto con el oxigeno para desarrollar su contenido tánico.

En el caso de un vino joven es muy aconsejable la decantación, ya que al entrar en contacto con el aire suaviza y elimina los indeseables aromas a madera.

También es recomendable decantar los vinos blancos fermentados y criados en barrica, con la aireación ganan en delicadeza y expresión.

Porque no decantar

Sí bien no hay estudios científicos que revelen de manera certera las reacciones del vino después de salir de la botella, hay vinos que en principio se expresan vivos, con buena carga frutal y después de unos minutos quedan planos perdiendo frescura.

Los que se oponen a la decantación defienden que no es conveniente decantarlos ya que con esta técnica estaremos alterando su desarrollo, y en el caso de un vino longevo todavía más al ser tan sensible.

Mi recomendación es, si no conocemos el vino es mejor no decantarlo e ir descubriendo su comportamiento en cada copa. Sí estamos ante un gran vino cada copa va a ser diferente, disfrutando de este modo cada fase de su expresión.

Para optar por la decantación tendríamos que tener los conocimientos suficientes procedentes de cada vino, ya que cada vinificación varía dependiendo de la región, variedad o de lo que quiera expresar cada productor con su vino.

Es respetado que en un asunto como éste influya mucho el propio gusto y el criterio de cada cual, que por supuesto siempre estará por encima de cualquier norma o recomendación.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 8279 veces

Comenta