El vino tinto no es infalible

Europa Press

Martes 27 de Septiembre de 2011

Leído › 998 Veces

El vino tinto y las bebidas de alta graduación incrementan el riesgo de padecer cáncer de mama

El vino tinto y las bebidas de alta graduación incrementan el riesgo de padecer cáncer de mama

Diversos especialistas reunidos la pasada semana en el' XIII Congreso Nacional de la SEOM', celebrado en Málaga, presentaron numerosas comunicaciones científicas que avalan una mejora en los conocimientos actuales de varios tumores.

En concreto, se han presentado estudios sobre cáncer de mama, colon, pulmón, próstata y cáncer de orofaringe asociado al virus del papiloma humano, que se prevé se conviertan en breve en publicaciones "de alto impacto internacional" y que "mejoraran el conocimiento disponible en la actualidad", a juicio de la propia SEOM.

Cabe especial mención el estudio realizado sobre cáncer de mama, que se presenta bajo el título 'EPIGEICAM-01: Estilo de vida y riesgo de cáncer de mama en España'.

La comunicación la ha presentado el doctor Vicente Guillem, jefe de Servicio de Oncología Médica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) de Valencia, y se trata de un gran estudio epidemiológico realizado en 23 hospitales de toda la geografía española que ha incluido a 1.000 mujeres con cáncer de mama y a 1.000 mujeres controles para investigar la relación entre diversos estilos de vida (como antecedentes familiares, historia reproductiva, historia laboral, actividad física, dieta o consumo de tabaco, entre otros), y el riesgo de padecer cáncer de mama.

"Estos resultados, aún de carácter preliminar, indican a priori que existe una relación dosis-respuesta entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer de mama", explica el doctor Guillen.

"Así, en bebedoras, se observa un incremento de este riesgo de padecer el tumor a partir de los 10 gr/día", revela este experto.

Por tipo de bebida, se encontró un incremento de riesgo para el vino tinto y en especial para el consumo de bebidas de alta graduación, mientras que el consumo de cerveza no muestra, en este análisis preliminar, un incremento del riesgo.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta