Investigadores de la Universidad de Granada demuestran que un polifenol del vino tinto reduce la hipertensión

Universidad de Granada

Jueves 14 de Abril de 2011

Leído › 3078 Veces

La epicatequina, monómero más abundante entre los polifenoles, está también muy presente en el té verde y en el chocolate negro

La epicatequina, monómero más abundante entre los polifenoles, está también muy presente en el té verde y en el chocolate negro

Manuel Gómez Gúzman. Departamento de Farmacología de la Universidad de Granada.
Manuel Gómez Gúzman
El autor de este estudio es Manuel Gómez Gúzman, investigador del Departamento de Farmacología de la Universidad de Granada
Relacionados
    {iarelatednews articleid="1495,1068,514"}

Científicos de la Universidad de Granada han demostrado en un estudio llevado a cabo en ratas que el tratamiento crónico con epicatequina, un polifenol del vino tinto, reduce la presión sanguínea y mejora la disfunción endotelial.

Se confirma así que el consumo de vino tinto tiene un efecto positivo para la salud, gracias al efecto antioxidante de sus polifenoles, que cuenta con propiedades anticancerosas -anticarcinogénicas y antiaterogénicas-.

Además, han comprobado que la epicatequina (monómero más abundante entre los polifenoles) juega un papel clave en los efectos protectores pues por sí solo ejerce efectos beneficiosos para la salud animal. La epicatequina es un flavanol muy presente también en el té verde y, sobre todo, en el chocolate negro, donde se encuentra en alta proporción.

La importancia del trabajo realizado en la Universidad de Granada radica en el hecho de que, por primera vez, los científicos han demostrado los efectos beneficiosos (sobre todo a nivel cardiovascular) del tratamiento crónico con epicatequina, concretamente en dos modelos de hipertensión animal como son el DOCA-sal y el L-NAME.

Para esta investigación, sus autores utilizaron ratas a las que se les quitó un riñón y recibieron una vez por semana una dosis intramuscular de DOCA (un corticosteroide sintético). Además, el agua de su bebida contenía altos niveles de sal. Todo ello para provocar hipertensión en el animal. A este modelo se le llama Hipertensión DOCA-sal o hipertensión volumen dependiente.

El tratamiento con el polifenol epicatequina a dosis algo superiores a las que se consumen en la dieta humana previene el desarrollo de hipertensión y disfunción endotelial en ratas tratadas con DOCA-sal.

Este efecto protector se debe, posiblemente, a la capacidad del polifenol para prevenir el estrés oxidativo sistémico y reducir los niveles plasmáticos de ET-1.

La mejora de la función endotelial es consecuencia del aumento en la biodisponibilidad de óxido nítrico derivado de la reducción del estrés oxidativo vascular. El incremento de las enzimas de defensa antioxidante parece ser también responsable de los efectos beneficiosos descritos.

Además, el tratamiento con el polifenol en el modelo animal de hipertensión L-NAME previene la hipertrofia cardíaca y renal, las lesiones vasculares renales y la proteinuria, pero no altera el desarrollo de hipertensión, lo cual demuestra la importancia del óxido nítrico en los efectos protectores de este bioflavonoide.

La epicatequina, además, reduce el estrés oxidativo vascular y el estado proinflamatorio, primeros eventos involucrados en el desarrollo de la aterosclerosis.

Los resultados de este trabajo, que han dirigido los profesores Juan Manuel Duarte Pérez y Rosario Jiménez Moleón, han sido publicados en la revista Clinical Science (Lond).

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta