121.763 Seguidores !

Air-France confia su cocina al Chef Jean-Francois Rouquette amigo del famoso Sumiller Charlie Arturaola

Autor

Osvaldo Villar

Osvaldo Villar

9 de Octubre de 2018

Leído › 368 veces

Para comer una " buena cocina muy agradable " Jean-Franþois Rouquette ha creado una cocina plena de sabores, de golosinas y de emociones, inspirado por las Cocinas y los secretos culinarios del mundo, todo servido y decorado de sencillez.

Cuando los jefes cambian de establecimiento como de camisa. Jean-Franþois Rouquette hace papel de excepción. Instalado en las cocinas de Park Hyatt en París desde hace más de doce años, el Chef estrellado Michelin le gusta establecer relaciones de confianza.

Amigo del actor Sumiller de la American Asociación sumilleres Charlie Arturaola participó en el rodaje de la película "The Duel Of Wine" y tuvo la posibilidad  de participar a la Cena #ClubGrandsCrus #ParkHyattParis #Theduelofwine #RestaurantPur #CHARLIEWINES #JFRouquette at #Pur #Restaurant #PlaceVendome Paris France.

Chef estrellado para su restaurante " Pur " Park Hyatt Paris-Vendôme, Jean-Franþois Rouquette imaginó varios platos para los clientes de la primera clase de Air France. A ejemplo de otros jefes universalmente conocidos ...

Los numerosos grandes Chefs franceses ya participaron al cerrado circulo  de " la Primera Class Food ", en los vuelos de Air France.

Jean-François Rouquette es el jefe próximo que añade su nombre a la lista de la compañía aérea nacional francesa y reúnele el círculo de Grandes entre Grandes a ejemplo de sus predecesores de AirFrancia el Jefe Anne-Sophie Pic, Arnaud Lallement, el Jefe de Sarreguemines (Mosela) Michel Roth, Régis Marcon estrellado 3 estrellas al guía Michelin.


Los platos elaborados minuciosamente por Jean-Franþois Rouquette serán servidos a partir del 1 de octubre de 2018, y hasta marzo de 2019 a bordo de los aviones al principio de los aeropuertos de Nueva York (JFK), de Tokio (Narita y Haneda) y de Shanghai, y con destinación de París.


Los viajeros que despegarán desde Nueva York saborearán la indiscutible précellence de la cocina del Jefe Jean-François Rouquette con su riqueza, su fecundidad, la calidad de los productos y el esplendor único de los vinos franceses. Pero también y sobre todo, al talento, al gusto innato y a la probidad técnica del Jefe Jean-Franþois Rouquette y sus platos irradiarán en los aires de los aviones #AirFrancia.


Jean-Franþois Rouquette le fascinan los viajes y de descubrimientos, y es de asi que se inspira de su pasado cuando era Chef en la casa de Taillevent y Hotel Crillon.
En el momento de sus numerosos desplazamientos en Japón o cerca de otros jefes a los que admira y a los que invita regularmente para cenas a cuatro manos en el seno de sonido se sublima restaurando a contemporáneo Pur Park Hyatt, a dos pasos de la plaza Vendôme en París.
¿ Cuál es el secreto de su cocina?
Es Pura y simple no es desorganizada es una mezcla de los secretos de los jefes de todas las cocinas del mundo, particularmente el  Japón. Hecha esencialmente con productos "Locales" Made In France cocinados con un método de cocción o una especia venida por otra parte.
Me gusta encontrar el equilibrio en la acidez y la dulzura. Detesto los platos sosos nos confia Jean-Françaois Rouquette.

Mi plato de mízcalos y moras al vinagre. Es una receta familiar inspirada por mi madre que a menudo ponía en medio de la mesa estas moras preparadas como pepinillos para acompañar los embutidos.

Comencé a trabajar las flores hace un poco más de diez años, cuando nadie se interesaba por este sujeto. Ayudan para decorar los platos y los platos. Por sus formas y sus coloridos variados, aportan un placer visual y perfuman delicadamente las crudezas.
Las flores que se comen crecidas son añadidas más más tarde posible en el plato para preservar sus colores y su frescura.
Es un maridaje con  los ingredientes para confeccionar platos salados o azucarados (entremeses, cremas, sorbetes, hielos(espejos), postres, heladas(gelatinas), galletas, pastelerías(pasteles), pasteles, panes, jarabes, licores, vinos y vinagres perfumados, confits, mermeladas, heladas, gelatinas.

Algunas se utilizan como condimentos. En la época, buscaba algo para distinguirme y comprendí que a la salida del invierno, todo el mundo trabajaba el espárrago o la cagarria pero no las flores. Pues me volví hacia mis productores, que no tenían grande cosa para  proponerme, pero esto bastó para despertar mi curiosidad.

Trabajé la majagua creando por ejemplo una tarta al tomate con un salmonete, decorada de majagua, mejillones con capuchinas, del atún con la salvia-piña... El fin no es justo hacer algo hermoso sino verdaderamente ir a por la instantaneidad de la flor y de sus sabores. Es gracias al trabajo que saqué mi estrella al Guía Michelin. Me inspiro en lo que veo en otros países y continentes. Trato de encontrar astucias de otros continentes para incorporarlos a mi cocina e innovar con recetas de antaño a veces milenarias de los jefes de Dubai, Bahrain, Seúl o Tokio...


Me acuerdo también de los Andes de Saint-Exupéry y Mermoz en América del Sur, en Mendoza (Argentino) donde encontré a un apasionado de carnes asadas en parrilla que me explicó sus métodos y donde descubrí el chimichurri. ¡ Tenía la impresión de haber descubierto la luna!
Soy de Aveyron y pienso que sí, mi cocina fue marcada por el terruño. Hoy, más que de productos, diría que había guardado estos valores de sinceridad y de trabajo y el placer de la cocina familiar. ¡ A menudo, soy emocionado por cosas muy simples!
Park Hyatt también organiza cada mes de las Cenas Grandes vinos. ¿ Puede decirnos sobre eso más?
Cada mes, invitamos grandes casas italianas o francesas de vinos para tardes exclusivas Con sumiller universalmente conocido Charlie Arturaola probamos el vino y compongo un menú que sublima el vino seleccionado. ¡ Es una de las experiencias(experimentos) raras donde se me impone un producto el "vino" y gracias a esto descubrí que el el vino y los maridajes  son una obra de arte!

Restaurant 'Pur', Park Hyatt, 5 rue de la Paix, 2e arrondissement de Paris.

Un artículo de Osvaldo Villar
Crea tu post!

Comenta