Las ventas de Osborne crecen hasta los 248 Millones de euros, y los beneficios hasta 39 Millones de euros

Osborne desafía la ralentización global y cierra 2023 con resultados sólidos

Lunes 17 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 1567 veces

Osborne cierra 2023 con resultados sólidos que reflejan estabilidad y buen desempeño en un año marcado por la ralentización global del consumo. Las ventas netas alcanzaron los 248 millones de euros, superando los 245 millones del año anterior, mientras que el EBITDA se situó en 39 millones de euros, ligeramente superior a los 38,6 millones de 2022. Estos datos consolidan los buenos resultados obtenidos en 2022 y confirman la positiva trayectoria de la empresa en los últimos años.

A pesar del entorno adverso, Osborne ha mantenido su rentabilidad gracias a la fortaleza de sus marcas y a una gestión eficiente de las inversiones y gastos operativos. En el mercado español, la compañía ha reforzado su cuota de mercado apoyándose en un modelo comercial integrado y una propuesta diferencial al cliente, continuando así la tendencia de años anteriores.

En el ámbito internacional, 2023 ha sido un año de consolidación. A pesar de la volatilidad y la atonía del consumo en diversos mercados, Osborne ha mantenido sus ventas netas al nivel de 2022. Este logro se debe al enfoque en las marcas estratégicas y a la diversificación y expansión hacia nuevos mercados y canales, mitigando el impacto negativo de los tipos de cambio.

Paralelamente, Osborne ha avanzado significativamente en los objetivos del Plan Estratégico 2022-2024. La consolidación del relevo en la presidencia del grupo ha sido manejada de manera eficiente, garantizando la continuidad en la dirección estratégica de la empresa. La transformación digital ha dado un paso importante con la implantación de un nuevo ERP, simplificando operaciones y con previsión de ahorros significativos en los próximos años. Los esfuerzos en la premiumización, internacionalización y rejuvenecimiento de las marcas han sido complementados por un plan de innovación y lanzamientos de productos.

El modelo comercial consolidado, basado en la fortaleza y diversidad del portafolio, ha sido clave en el éxito comercial. Además, se han puesto en marcha inversiones en centros productivos como Jabugo, El Puerto de Santa María y Riofrío, modernizándolos y asegurando el cumplimiento de requisitos regulatorios internacionales. En el ámbito de recursos humanos, se han implementado estrategias para la atracción, retención y desarrollo del talento, asegurando planes de sucesión en puestos clave. Asimismo, Osborne ha impulsado planes de sostenibilidad y fortalecido la actividad social a través de la Fundación Osborne.

Sofía Osborne, presidenta de la compañía, destacó el esfuerzo de todo el equipo como clave para los logros obtenidos. Según sus palabras, la mejora en ventas, EBITDA y beneficio neto, así como un balance reforzado, permiten a Osborne hacer frente a retos más ambiciosos de crecimiento en los próximos años. Esta declaración resalta la importancia del compromiso y la colaboración dentro de la empresa para alcanzar los objetivos estratégicos establecidos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1567 veces