Canadá prefiere el sabor de Europa

Vinos europeos triunfan en Canadá mientras el Nuevo Mundo retrocede

Viernes 14 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 2217 veces

Torre de paz en Ottawa (Parlamento de Canadá)

Canadá ha experimentado una evolución interesante en sus importaciones de vino durante el primer trimestre de 2024. Según los datos de la aduana canadiense, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), el país ha mantenido el valor de sus importaciones relativamente estable, registrando 566 millones de dólares canadienses, lo que supone una ligera disminución del 0,5%. Esta estabilidad sigue a una caída cercana al 10% en 2023, tras un aumento significativo en el período postpandemia.

El volumen de importaciones, sin embargo, ha mostrado una tendencia decreciente más marcada. Durante los primeros tres meses de 2024, Canadá importó 75,8 millones de litros, una reducción del 11%. Este es el volumen más bajo registrado para un primer trimestre desde 2010, lo que indica una consolidación de la tendencia a la baja en el consumo de vino importado en términos de cantidad, aunque no necesariamente en términos de valor.

Una de las tendencias más destacables es el comportamiento de los proveedores europeos frente a los del Nuevo Mundo. Los vinos europeos han aumentado su valor de importación, lo que sugiere una preferencia creciente por estos productos entre los consumidores canadienses. En contraste, los proveedores del Nuevo Mundo, con la excepción de Chile, han experimentado una disminución significativa en sus exportaciones hacia Canadá.

Francia ha mantenido su posición de liderazgo en cuanto al valor de las importaciones de vino. Este país sigue siendo el principal proveedor de vinos de alta gama y de prestigio, lo que le asegura un lugar destacado en el mercado canadiense. La calidad y la reputación de los vinos franceses continúan siendo factores decisivos para los consumidores canadienses que buscan productos de alta calidad.

Por otro lado, Australia, que había sido el principal proveedor en volumen, ha descendido al tercer lugar. Esta caída en volumen podría estar relacionada con varios factores, incluyendo posibles cambios en las políticas comerciales, variaciones en las cosechas o incluso fluctuaciones en la demanda de vinos australianos en el mercado canadiense.

Chile, en cambio, ha logrado mantenerse como un proveedor fuerte dentro del Nuevo Mundo. Esto podría atribuirse a la relación calidad-precio de sus vinos, así como a estrategias comerciales efectivas y acuerdos comerciales favorables con Canadá.

En resumen, el mercado canadiense de importaciones de vino está mostrando una preferencia cada vez más marcada por los vinos europeos en términos de valor, mientras que los volúmenes generales de importación continúan disminuyendo. Francia se mantiene como el líder indiscutible en valor, y Australia ha perdido terreno en volumen, permitiendo a otros proveedores como Chile consolidar su posición. Esta dinámica refleja cambios en las preferencias del consumidor y en las estrategias comerciales de los distintos países exportadores de vino.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2217 veces