Restaurantes reinventan sus estrategias para atraer y retener talento

Beneficios y formación para conquistar a los empleados de la restauración

Lunes 15 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 2779 veces

El sector de la restauración en España enfrenta un desafío significativo: la escasez de personal cualificado tanto en sala como en cocina. Este fenómeno no es exclusivo de nuestro país; se replica en varias partes del mundo, empujando a los empresarios del sector a reinventar sus estrategias no solo para atraer clientes, sino, crucialmente, para captar y mantener a sus empleados.

La restauración ya no solo compite por el paladar de los clientes, sino también por el corazón y la mente de los potenciales empleados. El salario, aunque esencial, es solo una parte de lo que los trabajadores consideran al buscar un empleo. Los datos recientes muestran que las ofertas de trabajo para camareros y cocineros en plataformas como Infojobs incluyen no solo detalles sobre el salario, sino también sobre los beneficios adicionales que pueden inclinar la balanza a favor de un empleador.

Por ejemplo, el anuncio de Inclan Brutal Bar en Madrid es revelador: ofrece condiciones laborales que van más allá del sueldo, como contratos indefinidos, formación continua y un ambiente laboral que promueve el entretenimiento y el compañerismo. Además, el respeto por los horarios y la planificación de estos son aspectos altamente valorados que destacan en las ofertas laborales modernas del sector.

La formación como piedra angular

El desarrollo de carrera dentro de la empresa es otro de los pilares en la estrategia de retención de personal. Inclan Brutal Bar, por ejemplo, se esfuerza por fomentar el crecimiento interno, promoviendo a los empleados desde posiciones iniciales hasta roles más avanzados dentro de la organización. Este enfoque no solo ayuda a mantener una baja tasa de rotación, sino que también asegura que los empleados se sientan valorados y tengan un sentido de progresión en su carrera.

Las clases de inglés y coctelería son ejemplos de cómo las empresas invierten en el desarrollo de habilidades de sus trabajadores, no solo para mejorar su servicio, sino para enriquecer su perfil profesional. Este tipo de formación, alineada con las necesidades y aspiraciones de los empleados, se traduce en un mayor compromiso y satisfacción laboral.

Incentivos innovadores: más allá del salario

Los incentivos económicos siguen siendo fundamentales, pero los "bonus" vinculados a la popularidad digital y la satisfacción del cliente introducen una dimensión competitiva y moderna al esquema de recompensas. Estos incentivos refuerzan la importancia de habilidades blandas como la empatía y la hospitalidad, fundamentales en la industria de la restauración.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2779 veces