La UE vota una reforma histórica para proteger el vino europeo

Protegiendo el legado del vino

Miércoles 28 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 2891 veces

La aprobación este miércoles, 28 de febrero, de la reforma de la regulación de las indicaciones geográficas de la UE en el Parlamento Europeo marca un momento significativo para el mundo del vino, especialmente para aquellos involucrados en la producción y comercialización de vinos con denominaciones de origen. Las organizaciones EFOW y CECRV, representantes a nivel europeo y nacional, respectivamente, de estas denominaciones, han expresado su satisfacción por los resultados de esta aprobación, que revisa la política de la UE en materia de indicaciones geográficas. Este apoyo no solo refleja el compromiso continuo con la protección y promoción de los vinos de calidad diferenciada, sino que también subraya la importancia de adaptarse a los nuevos desafíos que enfrenta el sector.

La reforma, que ha sido el resultado de un acuerdo político alcanzado el pasado 24 de octubre a iniciativa de España, introduce varias modificaciones clave destinadas a fortalecer el marco de indicaciones geográficas en la UE. Entre ellas, se incluye la implementación del "paquete vinos", que busca preservar las especificidades únicas del sector vitivinícola. Además, se introduce una primera definición de sostenibilidad para los productos amparados por una indicación geográfica, lo que refleja una creciente conciencia sobre la importancia de las prácticas sostenibles en la viticultura.

Otra modificación importante es la posibilidad de bloquear el acceso a los nombres de dominio de Internet que hagan un uso indebido de las indicaciones geográficas. Este mecanismo de bloqueo geográfico es crucial para proteger la integridad y el valor de las denominaciones de origen, evitando la confusión entre los consumidores y asegurando que solo los productos genuinos lleven estas prestigiosas etiquetas.

La reforma también clarifica las competencias de los Estados miembros y de las instituciones europeas respecto a la gestión del sistema de indicaciones geográficas y sus pliegos de condiciones. Este aspecto es fundamental para garantizar una aplicación eficaz y coherente de las normas en todo el territorio de la UE.

La Declaración Política anexa a la reforma, que obliga a la Comisión Europea a comunicar anualmente cualquier ayuda externa recibida en el marco de sus tareas administrativas, es un paso hacia una mayor transparencia y rendición de cuentas. Esta medida ha sido bien recibida por el sector, ya que promueve la confianza en el sistema de indicaciones geográficas y asegura que los recursos se utilicen de manera efectiva para apoyar a los productores y promover la calidad.

El presidente de EFOW, Riccardo Ricci Curbastro, ha resaltado la importancia de esta reforma, aunque reconoce que el sector nunca solicitó explícitamente estos cambios. Su enfoque en convertir la necesidad en virtud y en agradecer a los colegisladores por reconocer el papel especial de la viticultura en el sistema de indicaciones geográficas demuestra un compromiso con el futuro del sector. La promesa de seguir de cerca la aplicación de esta reforma y de pedir a la Comisión Europea que mantenga un alto nivel de transparencia refleja un deseo de asegurar que estas nuevas regulaciones cumplan efectivamente con su objetivo de fortalecer y proteger las denominaciones de origen del vino.

Este momento representa una oportunidad para reflexionar sobre cómo las denominaciones de origen contribuyen no solo a la economía de las regiones productoras, sino también a la conservación de tradiciones vitivinícolas únicas y al desarrollo sostenible del sector. La revisión de la política de indicaciones geográficas de la UE es un paso adelante en la adaptación a los desafíos actuales, asegurando que el legado y la calidad de los vinos europeos con denominación de origen se mantengan para las futuras generaciones.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2891 veces