Bodegas Granbazán continúa su expansión en las Rías Baixas con la adquisición de 16 nuevas hectáreas

La compañía se expande adquiriendo la parcela colindante a su buque insignia, la Finca Tremoedo (Vilanova de Arousa), pasando a tener un total de 36 hectáreas, lo que posibilitará aumentar su producción y la puesta en marcha de nuevas plantaciones sostenibles

Escrito por

Miércoles 28 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 4060 veces

La Bodega Granbazán afianza su política de crecimiento y expansión empresarial con la adquisición de la finca anexa a su bodega, situada en Tremoedo, Vilanova de Arousa, en pleno corazón del Valle del Salnés en las Rías Baixas. Hasta ahora la bodega contaba con un total de 15 hectáreas, después de que hace unos años se hubiese adquirido la finca OMuro, de 5 hectáreas. En la actual fase de expansión se incorporan 16 hectáreas más de plantación, lo que permite a Granbazán contar ya con una superficie total de 36 hectáreas de Albariño.

La operación de compra de los terrenos se considera estratégica para el grupo empresarial, ya que su proximidad a la bodega permite dar continuidad a la calidad e identidad de sus vinos, que ya cuentan con un importante reconocimiento nacional e internacional por su personalidad, elegancia y por el alto potencial de envejecimiento que presentan.

La compra de los terrenos permitirá a Granbazán aumentar su producción y poner en marcha nuevas plantaciones sostenibles, que complementarán las producciones con uva Albariño, que hasta ahora se caracterizaban por un rendimiento de producción bajo, una media de casi 50 años de antigüedad y suelos de granito ricos en minerales del valle del Salnés.

Una bodega en las Rías Baixas bajo el destacado liderazgo de Pedro Martínez

Pedro Martínez comanda desde 2017 Granbazán, la primera bodega de España acreditada con el sello Fair N´Green, un destacado reconocimiento a la sostenibilidad definida en la suma de pilares como la ecología, la economía circular, la cadena de valor y la gestión responsable.
Su propietario es Doctor en Farmacia y Licenciado en Ciencias Químicas. Atesora una dilatada experiencia de 40 años trabajando en la Sanidad Pública,

Su perfil profesional se combina con su dedicación y pasión por el mundo del vino, ya que además de dueño de la Bodega Granbazán, es también propietario de Bodegas Baigorri en la Rioja Alavesa.

Bajo su dirección también han llegado otros prestigiosos reconocimientos internacionales, como la publicación de la influyente revista estadounidense FORBES, que publicó un reportaje en profundidad sobre el trabajo de la bodega en las Rías Baixas.

Un joven y contrastado talento en enología al frente de Granbazán

En el equipo humano que conforma la bodega Granbazán destaca la figura de Diego Ríos. Tras 5 intensos años de trabajo como enólogo en la bodega vilanovesa ha recibido recientemente la distinción de "Young Winemaker of the Year", que elabora el periodista y Master of Wine Tim Atkin y que le acredita como enólogo joven del año en 2023 reforzando la labor que desarrolla al frente de esta área clave en la empresa.

Ríos llegó a la bodega procedente de Alemania para dedicarse, junto al resto del equipo, a elaborar vinos que han servido para elevar la reputación internacional de toda la región vinícola. Con casi cinco años cuenta con una destacada trayectoria a sus espaldas. Tras licenciarse en la Pontificia Universidad Católica de Chile como ingeniero agrónomo recaló como viticultor y enólogo en una de las bodegas elaboradoras de más prestigio del Mosela (Alemania) 'Heymann-Löwenstein'. Tras seis años allí, donde obtuvo una visión internacional y una gran experiencia con el trabajo de variedades blancas, llegó la llamada de Granbazán, donde Pedro Martínez lo fichó para que liderara el departamento enológico de la bodega.

Un artículo de Mdecomunicación
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4060 veces