Rescate financiero para salvar a Bodegas Macán

Inyectan 1,25 millones de euros para redefinir el rumbo financiero de la bodega

Jueves 30 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 3294 veces

La reciente noticia sobre la inyección de capital en Bodegas Macán por parte de Vega Sicilia y la familia Rothschild, ha generado un notable interés en el sector vitivinícola y financiero. Esta decisión, motivada por un periodo de resultados financieros desfavorables, subraya la importancia de la colaboración estratégica en la industria del vino para superar dificultades económicas.

Bodegas Macán, un proyecto conjunto de la familia Álvarez Mezquiriz, propietarios de Vega Sicilia, y los Rothschild, ha sido un emblema de innovación y calidad en la región vitivinícola de Rioja. Fundada hace casi 20 años, la bodega ha buscado elaborar vinos que reflejen la singularidad de esta zona. Desde los primeros cinco años, centrados en el estudio de los terroirs y la adquisición de viñedos, hasta el lanzamiento de sus primeros vinos en 2009, Macán y Macán Clásico, el proyecto ha demostrado un compromiso con la excelencia.

El lanzamiento definitivo de la marca en 2013, marcó un hito en su trayectoria. Sin embargo, según informa el medio Cinco Días, el proyecto no ha logrado la rentabilidad esperada. En el último año (2022), la sociedad registró más de 600.000 euros en pérdidas, un aumento del 22% en comparación con el año anterior, pese a un incremento del 15% en su facturación, alcanzando los 4,5 millones de euros. Las pérdidas acumuladas ascendían a 5,4 millones de euros.

Ante esta situación, Vega Sicilia y los Rothschild han acordado inyectar cerca de 1,25 millones de euros en Bodegas Macán. Según Cinco Días, este aporte económico se realizará "en proporción a su participación" en la bodega. Esta inyección de capital tiene como objetivo principal garantizar la liquidez y viabilidad del proyecto a corto y medio plazo. Los representantes de Bodegas Macán han comunicado que con esta acción esperan alcanzar "cifras normalizadas a partir de 2024".

Este movimiento financiero no solo busca salvar a la bodega de sus dificultades económicas actuales, sino también reforzar su posición en el mercado. La unión de dos de las familias más influyentes en el mundo del vino sugiere una firme creencia en el potencial de Bodegas Macán y en la calidad de sus productos.

Este acontecimiento es un claro ejemplo de cómo la colaboración y el apoyo estratégico entre entidades con experiencia y recursos puede ser crucial para superar períodos de dificultad financiera. Además, pone de manifiesto la relevancia de la adaptabilidad y la gestión eficaz en un mercado cada vez más competitivo y desafiante.

La intervención de Vega Sicilia y los Rothschild en Bodegas Macán no solo representa un salvavidas financiero, sino también una apuesta por la calidad y la tradición vitivinícola en la prestigiosa región de Rioja. Este acto podría establecer un precedente importante en la industria, demostrando que con la colaboración y el apoyo adecuado, las bodegas pueden superar adversidades económicas y seguir prosperando.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3294 veces