Sumérgete en el mundo del coaching con las esencias del vino

Busca tu manera de hacer cosas diferentes cada día, y no solo cada vez que descorches una botella de vino

Escrito por

Sábado 16 de Septiembre de 2023

Compártelo

Leído › 2557 veces

Busca tu manera de hacer cosas diferentes cada día, y no solo cada vez que descorches una botella de vino.

Te imaginas una sesión de coaching, catando tu vino o vinos favoritos, reflexionando, mientras te fusionas con el olor, el aroma, el color, la textura, los sabores y las lágrimas. Descubriendo como tu imaginación, te hará llegar a ese lugar para hacerte pensar. Porque catar, te hace abrir tus sentidos, al igual que una sesión de coaching.

"Vincúlalas en la fase gustativa durante su cata y con empatía, delibera que nace de ti"

Vivimos en una sociedad llena de cambios constantemente y siempre son excelentes, porque llegará algo mejor a tu vida. Hace tiempo descubrí, que con un buen vino, se comparten magnificas veladas, llenas de risas, excelentes debates, comentarios llenos de recuerdos, brindis por múltiples festejos, conexión y reconexión entre viejos amigos y los nuevos por llegar. El vino también acompaña en momentos difíciles, por ejemplo, donde se despide un negocio, donde un amigo necesita un apoyo y, ¿por qué no?, también poder reflexionar con él, para aprender a conocerte, a través de sus inmensos aromas, como las inmensas preguntas que te ayuden a llegar, a conectar y tomar conciencia de tu momento actual, para cambiar lo no deseado o seguir alimentando lo si deseado.

Quizás te toque experimentar cambios importantes o no, al igual que él vino con los cambios de estaciones. Pero recuerda y agradece cada experiencia, no importa si fueron bellas o dolorosas, frías o calurosas.

Ya estás cerca de fin de año y llegan, estás fechas tan deseadas por algunos y odiadas por otros, pero aun así son las más bonitas, nostálgicas, con más brillo o simplemente otro mes más. Siempre, es y será, como tus ojos y tu corazón lo quieran apreciar.

Este es el momento donde recordaras todo lo que te pasó en los últimos meses y descubrirás que ya no eres la misma persona que al inicio de año. Pasaron personas por tu vida y no todas se quedaron, algunas fueron como vinos especiales, que solo llegaron a tu vida para hacerte más fuerte o más feliz, que dejaste muchas enseñanzas y aprendizajes de lo que no volverás a hacer. ¿Y cuántas botellas de vino compartiste durante ese tiempo?

Haz todo lo posible cada día por cumplir tus sueños y volar alto. No esperes a que acabe el año o la añada, para arrepentirte de lo que no hiciste, sino para compensarte, por lo que sí hiciste y sembraste para recoger el fruto.

Yo propongo que este año, pero no solo al final de año, sino cuando llegues a este artículo, cambies la manera de hacer tu feedback y hazlo cada día, cada semana o cada mes. Crea ese camino que quieres, y sé consciente de dónde estás, qué estás haciendo o no haciendo para llegar a tu meta, objetivo o sueño y acompañálo con tu vino favorito, ese que ilumina la sala con su fragancia.

"Vendimia tus resultados con amor y no te quedes en las variedades tempranas"

Reflexionar te costará y más cuando hay que indagar en ti, pero si lo unes de esta manera, dejándote llevar y deleitándote con la oportunidad, el brillo nacerá.

"En muchas ocasiones se pasan los días en modo automático, pero lo peor, que si no te das cuenta y no eres feliz. Y vas procrastinando todo, a mañana empezaré, quizás nunca des con el vino maduro y que envejece con gratificación por su crecimiento"

Igual que yo cree sinergia entre ambos y nació "Coaching a través del vino", porque juntos están llenos de potentes beneficios y generan diversión, alimentan la creatividad, endulzan el momento, traen recuerdos, ayuda a compartir tu mundo interior, disfrutar, empatizar, escuchar, observar, valorar, llorar, reír, dibujar, sentir emociones, sentimientos, explorar ideas y tanta magia que se enmarca para ti, solo por el hecho de lanzarte a refrescar tu interior.

  • Su fórmula es: Coaching + Vino = Evolución

Un buen coach necesita tiempo de trabajo, formaciones y una excelente práctica, para ser un buen guía profesional. Y un buen vino, necesita tiempo de elaboración para ser exclusivo al paladar. Nuevamente, tienen algo más en común.

Hazte responsable de ti, ponle coherencia a tus días y no solo por el salto de año. Recuerda, no solo se pasan los días o los vinos, sino la vida. Eso que no volverá y es lo único que tienes. Como el "Aquí y ahora" y esa botella de las que no hay más.

Pon una fecha a la cata, selecciona el vino que cataras. ¿Con cítricos, frutos rojos, tropicales, u otra clase de frutas?, lleva papel y bolígrafo, compártelo con quien te gustaría abrazar después, compromete a gozar y visualiza como será...

Y ahora inclina la copa para brindar por el trabajo hacia tu bienestar, con el esfuerzo diario y prepara veladas inolvidables, anotando los buenos recuerdos, motivadores, emocionales, refrescantes, aromas varios y llenos de aprendizajes e ilusión.

¿Meditamos con el aroma a vinagre o a chocolate? ¡Solo tú decides!.

Elena Naranjo

Coach Profesional -CPC- Asesco/ Scrum Manager/ Practitioner en PNL/ Formadora/ Mentora/ Conferencista/ Consultora en DISC/ Escritora del Libro Brilla y Crece

WW.ELENANARANJO.NET

SUSCRÍBETE A MI CANAL: https://whatsapp.com/channel/0029Va8Lnm94dTnONm3aae1d

Un artículo de Elena NARANJO
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2557 veces