Los maravillosos vinos de Il Borro

Bajo el sol de la Toscana se encuentra el histórico remanso de Il Borro, una auténtica villa medieval con torres, castillos y callecitas empedradas

Escrito por

Jueves 03 de Agosto de 2023

Compártelo

Leído › 1576 veces

Bajo el sol de la Toscana se encuentra el histórico remanso de Il Borro, una auténtica villa medieval con torres, castillos y callecitas empedradas, que la familia Ferragamo restaurara y llenara de esplendor. Una de las partes más importantes del complejo está integrada por sus viñedos, que han sido tratados con el mayor amor y respeto, hasta lograr convertirlos en grandes productores de vinos deliciosos,que son la máxima expresión de sabores, aromas y emociones que se experimentan en Il Borro.

La singularidad de sus vinos proviene de la absoluta armonización entre la tierra y el hombre, entre la naturaleza y su ser. Cada hombre, como la tierra, tiene una vocación precisa que lo lleva a sus logros. Este es el comienzo de un viaje armonioso; un camino de cansancio, compromiso y amor, un camino que se desarrolla por los surcos de las hileras de vides... este es el camino que tomaron las mentes brillantes detrás de los vinos Il Borro.

Son momentos de espera y expectación en los que la habilidad y la pasión transforman el simple fruto en la gota ideal, el momento en que el hombre va más allá de sí mismo y se convierte en enólogo. Sus manos llevan las huellas del trabajo de la tierra y su compromiso en cada fase de la elaboración, desde el cultivo hasta la vinificación, inspirados en un único objetivo: llenar cada botella con lo mejor que ofrece este terroir.

El Borro está situado en el valle de Valdarno, en una amplia cuenca natural donde fluye el famoso río Arno, y está dominado por la cordillera de los Apeninos de Pratomagno. En origen, en el siglo XII, fue un castillo que se construyó estratégicamente sobre un espolón rocoso en un acantilado (la palabra toscana "borro" hace referencia en realidad a un barranco formado en el lecho de un torrente) y todo ello lo convirtió en un fortaleza inexpugnable.

La zona de Valdarno, con sus numerosos bosques, siempre se ha caracterizado por el cultivo de la vid y el olivo. Este territorio es absolutamente valioso, y desde la época del Renacimiento ha sido considerado ideal para la elaboración de grandes vinos. La elaboración pretende alcanzar la máxima calidad a través del respeto por la tierra y la naturaleza que a su vez crea las condiciones perfectas para el nacimiento de vinos únicos.

Los primeros relatos históricos indican que el castillo fue propiedad de Borro de Borris de Medulano (magistrado jefe de la ciudad de Arezzo cuyo nombre proviene del propio castillo) después de años de batalla entre la Florencia güelfa y la Arezzo gibelina, dos ciudades que lucharon durante siglos por control de esta fortaleza.

Los vinos de Borro, con tradición y una gran personalidad, tienen un fuerte sentido del territorio. Vides autóctonos como el Sangiovese se cultivan junto con vinos internacionales como el Merlot, el Cabernet Sauvignon y el Syrah para que sus etiquetas sean la expresión más auténtica de Il Borro Estate.

www.debybeard.com.mx

Un artículo de Deby Beard
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1576 veces