Enrique Mateo: “la pandemia ha acelerado las ganas de los españoles de viajar a través del vino”

Carmen Fernández

Martes 22 de Febrero de 2022

Compártelo

Leído › 3041 veces

El alma máter de Mateo Wines, principal firma importadora de vinos internacionales en España, nos presenta las principales tendencias de mercado en el sector vinícola

Enrique Mateo
Enrique Mateo está al frente de la firma Mateo Wines, principal importador de vinos internacionales en España

Mateo Wines participa esta semana en el Salón Vidivinos en A Coruña en el que presentan los mejores vinos elaborados con uvas blancas alemanas, su selección de Rieslings y Gewürztraminer, originarias de las regiones del Rhin y la Mosela hace más de 200 años y variedades a las que podríamos considerar "primas hermanas" de la autóctona Albariño, ya que están conectadas por sus muchas similitudes en cuanto a ligereza, amplitud, acidez y elegancia.

A través de su alma máter, Enrique Mateo con el que hemos podido hablar, esta importadora con más de una década de experiencia, acerca a Galicia su colección de las mejores marcas internacionales con más de 90 referencias en su catálogo, entre las que no faltan champagnes, grandes vinos de Borgoña o Proseccos italianos, lo que nos garantiza que viajar por el portfolio de Mateo Wines es dar un paseo por las mejores regiones vinícolas del mundo.

Mateo Wines trae a España vinos procedentes de Alemania, Francia, Italia, Sudáfrica o Portugal, ¿qué criterios tiene en cuenta a la hora de elegir estos vinos para nuestro mercado?

Nuestro valor diferencial es que contamos principalmente con grandes marcas de las regiones más representativas vitivinícolas del mundo, lo que nos permite trabajar con vinos reconocidos a nivel internacional, procedentes de bodegas con 200 años de historia, que en España no han tenido tanta presencia hasta ahora, sobre todo por la tradición vitivinícola de nuestro país. Cumplimos este año 10 años en España y durante este tiempo hemos observado cambios en el consumidor que nos pide probar y experienciar con vinos de otras regiones, la pandemia  ha acelerado esta inquietud por conocer, viajar a través del vino y nosotros tratamos de cubrir esa necesidad.

Nuestra selección se realiza siempre desde un enfoque del consumidor que no siempre tiene por qué ser una gran conocedor de vinos pero sí con interés por descubrir nuevos registros sensoriales de uvas que aquí no se cultivan, o de terroirs distintos a los que se dan en España. La idea siempre es acercar y aportar disfrute a los amantes del vino. Nos gusta decir que " Un Van Gogh nunca desmerece un Goya". Trabajamos el canal gastronomía con distribuidores de ámbito provincial o comarcal, complementamos y añadimos valor a las cartas de vinos.

Frescura, intensos aromas frutales y su pronunciada acidez unen las variedades Riesling y la Albariño, ¿similitudes y diferencias? ¿son variedades que se complementan en su catálogo?

Albariño y Riesling comparten en cata ciertos valores como frescura, sutileza en sus aromas y elegancia. Los rieslings modernos de  Alemania, más secos que antaño, recuerdan a los albariños en vivacidad y son vinos vibrantes con una marcada acidez que en el caso de la Riesling tiene un interesante balance entre su acidez y su azúcar residual. Los rieslings alemanes que importamos también son vinos en los que el tipo de suelo y orientación se expresa claramente en su especial mineralidad y su singular nariz y boca.

Como especialistas en los mejores vinos de uvas blancas alemanas, Mateo Wines presentó en el Salón Vidivinos de A Coruña su selección de Rieslings y Gewürztraminer, originarias de las regiones del Rin y Mosela.

¿Es muy diferente el consumidor de vinos español de nuestros vecinos del continente, por ejemplo? ¿Cómo ha evolucionado el consumo del vino en España en los  últimos años?

Observamos una evolución interesante, el consumidor habitual está mejor informado y tiene acceso a vinos que anteriormente no hubiera probado. Es muy gratificante comprobar que el mundo del vino se ha globalizado ofreciendo posibilidades para todos en cualquier mercado, nos encanta ver en ferias internacionales como bodegas de cualquier denominación de origen son capaces de poner en valor sus vinos en mercados exigentes.

La contrapartida a esta globalización es una mayor competencia y la obligatoriedad de cada bodega de buscar su posicionamiento dentro del mercado. En el caso de España, debería  seguir trabajando en enfatizar nuestra tipicidad y autoctonidad de nuestras regiones y uvas autóctonas y escapar del discurso de cantidad y buscar solo el de la calidad y valores distintivos de nuestra tierra.

La pandemia ha acelerado cambios que estaban en proceso (digitalización, venta de vino online...) o ha dado un vuelco completo a nuestra forma de consumir y de comprar vinos?

Sin duda, en España nuestras ventas se han más que duplicado en el canal online desde la pandemia, si bien en España en comparación con otros canales, la cuota de venta online sigue siendo pequeña en comparación a otros mercados europeos. Pero si duda, la digitalización lo que nos ha permitido a las bodegas es poder promocionar y ganar en visibilidad y notoriedad de marca y también la posibilidad de establecer una omnicanalidad interesante con los consumidores que pueden participar en catas online, puntuar vinos mediante aplicaciones y participar con sus comentarios y valoraciones.

¿Cómo cree que es el consumidor de vinos post pandemia y qué futuro dibuja para el sector vitivinícola nacional?

Ciertamente  el consumidor de vino post pandemia ha acelerado los cambios en su proceso de compra que ya estaba incorporando por la digitalización. Es un consumidor que está abierto a más variedad, a una compra cómoda y que exige inmediatez en la disponibilidad de producto y con una gran capacidad de comparación de precios.

¿En qué debe mejorar el vino español de cara al mercado nacional y de cara al mercado internacional?

El vino español goza de un buen momento a nivel mundial,  la viticultura y enología en este país está a nivel de medios de producción importante. Nos queda seguir trabajando por poner nuestros vinos en valor en base a la calidad y menos en base a la relación calidad-precio y/o cantidad.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3041 veces

Comenta