Tipos de café con alcohol que debes probar

Vilma Delgado

Lunes 05 de Julio de 2021

Compártelo

Leído › 9005 veces

El café y el alcohol son dos bebidas que combinan a la perfección si sabes cómo hacerlo. Existen diferentes tipos de café con alcohol que podemos tomar en forma de cóctel o de bebida caliente. Mezclar café y alcohol es un arte, y existen algunas combinaciones clásicas que no fallan, como el típico carajillo o el café irlandés. Pero más allá de estas bebidas conocidas en todo el mundo, existen otras mezclas que seguro te sorprenderán.

Tipos de café con alcohol

Las bebidas que combinan café y alcohol son ideales para una tarde con amigos, para las sobremesas o para ocasiones especiales. El secreto está en dar el punto justo de alcohol y en elegir un café de calidad con una acidez y dulzor equilibrados. Si pensamos en qué combina con el café, lo más habitual es elegir bebidas espirituosas, de alta graduación y normalmente con un punto de barrica que realce los tonos tostados del café. Veamos cómo mezclar café y alcohol como un auténtico barista.

Café irlandés

Es una de las combinaciones más populares en todo el mundo. Para preparar un buen café irlandés hay que equilibrar las proporciones de cada ingrediente, es decir, no debe prepararse con un exceso de azúcar o nata.

El café irlandés parte de una base de café americano a la que se añaden el resto de componentes. Una vez preparado el café, mezcla una cucharadita de azúcar con el whisky. Si calientas un poco el whisky se disolverá mucho mejor.

La nata del café irlandés no debe estar muy montada, más bien debe tener una textura cremosa pero suave.

Para hacer las características tres capas bien diferenciadas, el secreto está en cómo se vierten los tres líquidos. Primero, pon en una taza alta de cristal el whisky con azúcar. Vierte el café muy lentamente, mejor con ayuda de una cucharilla para que resbale. Por último, corona tu café irlandés con la nata semimontada.

White Russian

Este cóctel se hizo muy popular gracias a la película de los hermanos Coen, El gran Lebowski. Se puede mezclar leche con alcohol, y esta receta es una buena forma de combinarlos. Esta bebida se prepara con vodka, licor de café, leche y unos cubitos de hielo. Existen variantes, como sustituir la leche por nata líquida o el licor de café por Baileys. La elaboración tradicional se hace con coctelera, en la que se mezcla el licor, el vodka y el hielo. Se sirve en vaso ancho con la leche o nata en la superficie. Es un cóctel que se toma muy frío.

Negroni de café

Esta versión del clásico cóctel italiano es muy sencilla de preparar. Se elabora con Campari, café, vermut negro y ginebra. Para aromatizarlo, se utiliza piel de naranja. Prepara un café corto y deja enfriar. En un vaso ancho, mezcla bien con ayuda de una cucharilla una parte de ginebra, otra de vermut y otra de Campari. Añade el hielo y la piel de naranja entera y vuelve a mover para extraer los aromas cítricos. Por último, añade el café frío. Para este cóctel, utiliza un café con acidez acentuada, como el de Kenia.

Carajillo

Es un clásico de las barras españolas. Es tan sencillo como añadir un chorro de licor a tu gusto al café solo. Se suele preparar con orujo, aguardiente, anís, ron, coñac o whisky. Para darle más profundidad de sabor, es recomendable flambear el licor con una cucharadita de azúcar y añadir el café caliente como último paso. Suele prepararse con café expreso. También puedes aromatizarlo con peladura de cítricos, como limón o naranja y con canela en rama que se retira antes de servir. Cuando se flambea el licor, recibe el nombre de café brûlée.

Espresso Martini

Este cóctel elegante nacido en los años 80 del pasado siglo, se llama así porque se sirve en copa de Martini, pero el licor que se utiliza es normalmente vodka. Se prepara con café expreso, vodka, licor de café mexicano Kalhúa, sirope de azúcar y con hielo picado. Se introducen todos los ingredientes en una coctelera y se sirve bien frío.  Otras variantes sustituyen el Kalhúa por otros licores de café, La variedad de café que mejor sienta a esta bebida es la arábiga.

Café Tonic

La versión cafetera del gin tonic es muy sencilla de preparar. Combina la acidez del limón con el amargor de la tónica y el café, dando lugar a un cóctel muy potente y lleno de sabor. La peculiaridad es que debe prepararse con café filtrado en frío. Esta bebida permite prepararse tanto con ginebra como una versión sin alcohol del mismo.

 

Hemos repasado los tipos de café con alcohol más populares. Pero existen muchas otras bebidas combinadas de café y alcohol, como el café con tequila. ¿Con cuál de estas deliciosas combinaciones cafeteras te quedas?

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 9005 veces

Comenta