¿Qué caracteriza el etiquetado de las botellas de vino?

Lunes 11 de Enero de 2021

Compártelo

Leído › 2255 veces

En un mundo tan competitivo como el actual, miles de marcas compiten día tras día para captar la atención de los consumidores. De esta manera, al acudir a una tienda de comestibles, no es fortuito que los usuarios divaguen por las estanterías en busca de una botella especial de vino que les parezca mejor. Por ello, es necesario que las marcas de vino cuenten con etiquetas personalizadas que detallen con precisión la calidad de su bebida.

A través de las etiquetas de los vinos, los aficionados a esta popular bebida no solo tienen la oportunidad de conocer las principales características de un determinado vino, sino que además, es posible reconocer a simple vista la botella que pertenece a una marca especial. En este sentido, las empresas de vino han tenido que recurrir a tiendas como imprentaonline.net. Una empresa de imprenta online que se destaca por la calidad de sus etiquetas personalizadas, las cuales son un complemento ideal para cualquier campaña de marketing que una empresa de vino decida asumir.

Datos importantes que debe contener la etiqueta de una botella de vino

Cabe destacar que las etiquetas de vino tienen una larga tradición. Se estima que fue en la antigua Egipto donde se inició esta técnica comercial  a través de los grabados y los sellos. Sin embargo, en la actualidad, uno de los métodos más eficaces y duraderos para la presentación de las botellas son las etiquetas en rollo o bobina. Además, las etiquetas del vino deben incluir información tan necesaria como el marco legal lo establezca.

  • Nombre de la marca: este es uno de los aspectos más importantes, ya que determina quién hizo el vino. En la mayoría de los casos, este detalle puede servir como punto referencial.
  • El año de la cosecha: legalmente, esta información no es obligatoria pero es un aspecto crucial para evaluar la calidad del producto, por lo que las marcas más importantes no dejan pasar la oportunidad de colocar el año de su vino.
  • Denominación de origen: con este aspecto, el consumidor puede conocer el lugar donde se hizo el vino. Legalmente, la denominación de origen debe estar respaldada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la locación donde se produjo la bebida.
  • Grados de alcohol: las etiquetas personalizadas de los vinos deben informar sobre el porcentaje de alcohol del producto, siendo este, un dato obligatorio por ley.

Sin duda, las etiquetas adhesivas de los vinos logran comunicar información de relevancia para el consumidor, lo que puede influir en su decisión final de comprar una determinada marca de vino. A las personas les atrae el diseño de las etiquetas y ello, es un factor determinante en la calidad del vino.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2255 veces

Comenta