Televino: delivery, take away & canned

Javier Campo

Lunes 23 de Noviembre de 2020

Compártelo

Leído › 2388 veces

Parece más cool si se dice en inglés, pero en esencia es vino para entregar, para llevar y en lata. Una corriente que se está instaurando por la pandemia y que no sabemos si viene para quedarse o simplemente es una moda pasajera

En este periodo pandémico que llevamos hasta ahora, con las restricciones, tanto los restaurantes como las bodegas se han reinventado y, además de las ventas online, el servicio y la logística los ha llevado a esos dos términos ingleses que son el delivery y el take away.

Tiendas especializadas (y no tanto) también preparan food box con productos gourmets o de proximidad donde el vino también es un elemento incluido en el pack. Los repartidores de las típicas plataformas de comida y las empresas de mensajería han acusado el aumento de las entregas a domicilio y, con ellas, también han surgido las típicas roturas de botellas durante el transporte. Las latas son una alternativa más segura, aunque menos glamurosa.

Pero volvamos al principio. El tema take away tampoco es que se haya inventado ahora, pero lo cierto es que antes solo se pedía comida y ahora también se ha incluido el vino. Esto se debe a que es mucho más cómodo recoger la botella del restaurante en la que has elegido de su carta, que ir a la tienda o al súper y perder tiempo y un desplazamiento extra. O no. Habrá quien prefiera el lineal o hacer acopio en una buena tienda de vinos con asesoramiento especializado que quizás sea la mejor opción en cuanto a fiabilidad y acierto.

El tema del delivery y el vino ya no es tan habitual. No hace mucho podíamos leer en dos artículos de Vinetur que unas empresas, Pikywines en Barcelona y Fastwine en Madrid, habían lanzado una aplicación y servicio de entrega a domicilio de vinos, cervezas y otras bebidas en unos 30 minutos. Algunas tiendas especializadas también dan este servicio, pero sin la "app" y sin el "fast" con un pedido mínimo como condición indispensable.

Algunas bodegas por su parte, además de vender online y llevarlo a casa con logística propia o externa, también han vuelto a dos prácticas anteriores como es la venta en bag in box y la venta a granel directamente en bodega. Esta última práctica que no se ha perdido en muchos pueblos se ha visto potenciada por la situación. Lo cierto es que tiene su encanto ¿no?

Otras bodegas, se han tirado al ruedo y han sacado vino en lata. Y no solamente en el extranjero, sino que en España también existen. Algunos aseguran incluso que el mercado de los próximos años irá en ese sentido. Si nos ponemos a mirarlo sin el prisma del purismo, se ofrece una oportunidad de crecimiento en el consumo y de la venta para este tipo de servicios.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2388 veces

Comenta