Visitar bodegas, visitar pueblos y la gastronomía local, motores del enoturismo español

Lunes 12 de Octubre de 2020

Compártelo

Leído › 2039 veces

La visita a bodegas sigue siendo el principal reclamo del enoturista en España. Cada enoturista visitas una media de una o dos bodegas por viaje.

Según el último informe de la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) sobre la Demanda del Turismo del Vino entre el segundo semestre de 2019 y el primero de 2020, la visita a bodegas sigue siendo la actividad más elegida entre los viajeros de las Rutas del Vino de España siendo realizada por el 85,2% de los enoturistas durante sus viajes a las diferentes rutas. Durante este periodo, los viajeros de las Rutas del Vino de España han visitado una media de 1,97 bodegas en el destino, resaltando una cifra superior a la registrada el pasado año 1,93

Otras actividades preferidas por los enoturistas son visitar pueblos (63,1%), destacando así la importancia del turismo del vino en la dinamización turística de los diferentes municipios que conforman las Rutas del Vino de España; y disfrutar de la gastronomía local (56,5%) consolidada como un complemento perfecto estrechamente ligado al enoturismo.

Los viajeros que eligen realizar una actividad de degustación de vinos locales se sitúan en un porcentaje ligeramente inferior respecto al periodo pasado (51%) y el porcentaje de enoturistas que compran vinos durante su estancia en las rutas desciende ligeramente, aunque se mantiene como una de las actividades de gran interés para los visitantes de las rutas del vino (46,7%).

Las actividades de visita a museos del vino (27,2%), la realización de actividades en la naturaleza (25,6%) y las actividades culturales mantienen cifras muy similares respecto al año anterior.

En menor medida, los viajeros de las rutas del vino también realizan visitas y actividades en viñedos (17,7%) participan en eventos enoturísticos (9,4%) y asisten a cursos de cata (8,5%).

ampliar gráfico

En conclusión, las actividades estrella de los enoturistas son las que están más ligadas al mundo del vino como la visita a las bodegas, la degustación de vinos locales, la compra de vino o la gastronomía local Asimismo, se destaca la tendencia actual del interés que presenta el viajero en conocer los pueblos y la cultura asociada al destino enoturístico, dando valor al patrimonio histórico de estas regiones vitivinícolas Por otra parte, remarcar que en el nuevo escenario post COVID 19 se verán alteradas muchas de estas actividades favoreciendo aquellas que permitan ser empleadas en un entorno que pueda ser seguro para el viajero y en la medida de lo posible, establecidas al aire libre

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2039 veces

Comenta