Claves para triunfar como anfitrión en una cena de amigos

Carmen Fernández

Jueves 21 de Noviembre de 2019

Leído › 2963 Veces

Apuesta por elaboraciones sencillas y productos de calidad acompañados por vinos versátiles que harán las delicias de tus invitados.

Algunos de los mejores momentos los pasamos en la compañía que elegimos, la de nuestros amigos. Ahora que los días son más cortos y el tiempo no acompaña, ¿por qué no organizar una cena con ellos en nuestra casa? No hace falta excesivos preparativos si no más bien disfrutar de todo el proceso, desde los preparativos hasta la propia cena. Propiciar una amena conversación, contar con productos de calidad y apostar por elaboraciones sencillas serán las claves para que aprobemos con éxito el reto de ejercer de anfitrión.

Si todo ello lo regamos con vinos versátiles y adecuados al momento, el éxito está asegurado. Disponer en nuestra vinoteca particular de blancos y tintos jóvenes y algún crianza nos permitirá ofrecer una gran variedad de maridajes en los que cada comensal podrá disfrutar de una sencilla cena de picoteo, apta para todos los bolsillos, y para la que no deberemos olvidar  preguntar las alergias y las intolerancias alimentarias de nuestros comensales.

Lejos de sentir presión, te invitamos a revisar estas propuestas que te lanzamos que te permitirán resaltar los platos que hayas seleccionado para disfrutar en la mejor compañía de platos sencillos que triunfan entre la mayor parte de los paladares.

APERITIVOS FRÍOS

Mientras llegan todos los invitados siempre es una buena idea tener servidos unos entrantes fríos para los primeros en llegar. Os sugerimos que les sorprendáis con algo de comida japonesa, unos snacks de edamame, las vainas de soja verde aderezadas con sésamo, para luego dar paso a unas gyozas o un sushi que incluso podemos adquirir previamente, sobre todo si no somos diestros en el uso del cuchillo! Para estas primeras elaboraciones que podéis completar con un carpaccio de pez mantequilla, si sois fans de la cocina asiática, recomendamos un vino fresco, ligero y afrutado. El verdejo de Rueda Blume se convierte en el ingrediente justo para resaltar estas elaboraciones gracias a su punto justo de acidez, que resalta los sabores de estos primeros platos.

REVUELTOS Y VARIANTES, UN ALIADO EFICAZ

La versatilidad del huevo nos permite también decantarnos por una gran cantidad de opciones sencillas y  llenas de sabor para sorprender a nuestros comensales: revueltos de ajetes y gambas o de espárragos trigueros y setas junto con algún wok de verduras y tablas de embutido es una apuesta ganadora, que nos permite combinar texturas y temperaturas en nuestra cena. Un tempranillo riojano como el Castillo de Albai Crianza de Pagos del Rey será el compañero perfecto para este momento de la cena por sus toques de fruta madura y algo especiada que realzará los sabores de nuestras propuestas.

LA CAZA, PARA COMENSALES DE BUEN DIENTE

Si queremos que nuestra cena sea algo más contundente también podemos sorprender a nuestros invitados con una elaboración final emplatada y caliente, a la que daremos el toque final mientras transcurre la cena. En esta temporada los platos de caza son perfectos si nuestros invitados disfrutan de la carne. de caza. Un corzo con frutos rojos o un cordero asado serán la sorpresa final de nuestra cena, propuestas que acompañaremos con un vino con marcada personalidad como puede ser Altos de Tamarón, un reserva de la Ribera del Duero con 24 meses en barricas de roble francés y americano y 12 en botella, que abremos abierto al comienzo de la cena para dejarlo respirar, será el aliado de nuestro plato.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta