Más de 700 personas celebran la llegada del Vino Joven en el Celler Masroig

Martes 20 de Noviembre de 2018

Leído › 688 Veces

Joan Reig, padrino de la edición, dio la bienvenida al nuevo vino realizando el tradicional pregón y cantando nuevas canciones de su disco

Más de 700 personas han asistido a la Fiesta de la Bodega Masroig de este fin de semana (sábado) para probar la primera barrica de Vino Joven de este año, durante la que ya es 9a edición de una Fiesta consolidada en la DO Montsant y que este año se vincula a dicha "a cada cerdo le llega su San Martín". Sin embargo, la Fiesta del Vino Joven de la Bodega Masroig de este año ha apostado por un cambio de horario (ha pasado la noche / noche) y de programa, buscando ampliar su público y seducir a los consumidores más jóvenes, con una gran aceptación.

"Por Celler Masroig la Fiesta del Vino Joven es la fiesta más importante de todas, es la que nos ha ayudado a posicionarnos. Lo que nos gusta es que invitamos a la gente que ya conoce el vino, que lo disfrute, y en la que no, que se aproxime al mundo del vino. Además, hemos cambiado de horario, hemos pasado por la noche para dar otra imagen porque queremos llegar a más público, ya pensando que el próximo año será el décimo aniversario de la Fiesta del Vino Joven ", asegura Marta Anguera, responsable de Marketing y Comunicación de la bodega.

La Fiesta ha tenido lugar el sábado, a partir de las 18:30 horas, y ha contado con Joan Reig, batería de Els Pets, como padrino de la edición lleno de elementos autobiográficos, ya que sus padres eran viticultores , y alternando con algunas canciones de su primer disco en solitario, para animar a los asistentes que esperaban impacientes probar el nuevo vino.

Reig quiso arrancar su pregón haciendo un homenaje a viticultores y elaboradores del Masroig: "Celebramos que se ha acabado la vendimia y, a punto de espinjolar la barrica, es un motivo de Fiesta, hagámonos dignos herederos de nuestra historia, de los que nos han precedido, de las mujeres y los hombres que han dibujado esta tierra del Masroig con la viña: estas cepas que, como una obra de arte viva, cada estación nos regalan un color diferente ".

Una vez finalizada la actuación, se dio paso a uno de los momentos más esperados de la fiesta, que es cuando el padrino debe espinjolar la barrica del Vino Joven, una tradición que se realiza desde hace generaciones y que se ha mantenido hasta día de hoy, generando gran expectación y curiosidad entre los asistentes más jóvenes. La barrica permitió llenar unas 2.500 copas de vino aproximadamente, que se podían acompañar con unas tapas gastronómicas a precios populares de embutidos y pinchos de la "Carnicería Nogales", muy conocida en la zona.
La fiesta continuó con el concierto del grupo de estilo folk Hermano Negro, que animaron el ambiente con canciones de su nuevo disco "Muy de cerdo y poca salchicha".

El acto terminó con música por parte de un DJ para los que aún querían disfrutar de la jornada durante la noche.

HOMENAJE A LA CULTURA Y LA TRADICIÓN

El 11 de noviembre, fiesta de San Martín, se da la bienvenida al primer vino de la temporada, conocido como Vino Joven, que tiene sólo unos meses de envejecimiento. Tradicionalmente, el mes de noviembre s''espinjola la barrica para probar el vino de la vendimia del verano, un homenaje a la cultura catalana que se realiza desde hace generaciones, coincidiendo con la celebración de la matanza del cerdo. Realizar la Fiesta del Vino Joven es un homenaje a la tradición vitivinícola, una recibida en vino nuevo, que dará las primeras notas de cómo serán los vinos de la añada.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta