Küdaw: el nativo de Chile

Javier Campo

Miércoles 14 de Junio de 2017

Leído › 2055 Veces

Acostumbrados a vinos de Chile elaborados con Carmenere o Sauvignon Blanc, llega un Cinsault fresco y cuidado de la mano del grupo Vintae

El Valle de Itata tanto por su orografía como por su climatología, difiere del Valle Central o de Colchagua, zonas vitivinícolas chilenas más conocidas en España por sus vinos. En medio de la región del Bio Bio, ésta zona produce vinos desde hace más de 400 años.

El Nativo Cinsault de Küdaw (que significa el trabajo de la tierra en Mapuche), es el resultado de del trabajo y el esfuerzo del equipo de la bodega por elaborar vinos en una zona de muy difícil acceso por sus pendientes, casi comparables a algunas zonas de Galicia, y apostando por una variedad difícil de trabajar por su baja acidez.

Evidentemente, las máquinas se ven excluidas del proceso de trabajo de la tierra y de vendimiado ya que a duras penas pueden trabajar en armonía animales y personas para obtener el preciado resultado.

Tras un prensado muy suave en el que apenas es extractiva la maceración, ésta cinsault se fermenta en depósitos de acero inoxidable con levaduras autóctonas con la mínima intervención posible para preservar sus características.

Aunque su color sea de capa baja y su "ligereza" en caída pueda despistar al principio, una vez aprecias sus aromas a moras y arándanos con unos marcados matices de violetas, te das cuenta de lo que tienes entre manos. En boca es fresco, suave, ligero y con buena acidez.

Para los que les gusta romper con las reglas ortodoxas de maridaje, el Küdaw Nativo Cinsault encaja a la perfección con pescados grasos como el salmón.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta