113.278 Seguidores !

Una copa de vino tinto por la noche ayuda a cuidar el corazón, según un estudio Israelí

Miércoles 14 de Octubre de 2015

Leído › 5754 Veces

Científicos de la Universidad Ben-Gurion de Negev en Israel descubren que beber una copa de vino cada noche podría ayudar a controlar los niveles de colesterol y cuidar el corazón

Los investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Israel, junto con expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Estado Unidos y la Universidad de Leipzig, en Alemania, descubrieron que las personas con diabetes son más vulnerables a padecer enfermedades del corazón que la población en general y tienen niveles más bajos de colesterol "bueno".

En el trabajo publicado en la revista Annals of Internal Medicine, se incluyeron a 224 adultos con diabetes tipo 2 de entre 40 y 75 años de edad quienes fueron divididos en tres grupos. Durante la cena debían beber 150 mililitros de agua mineral, de vino blanco o de vino tinto.

Todos los participantes mantuvieron una dieta estilo Mediterráneo a lo largo del periodo de estudio, asegurando que el consumo de vino tinto, vino blanco o agua mineral fuera la principal diferencia en sus dietas.

El estudio demostró que aquellos que consumían regularmente una copa de vino por la noche tenían corazones más saludables y los niveles de colesterol más bajos que los que bebían agua mineral o vino blanco.

Además, ni el vino tinto, ni el blanco, dio lugar a un cambio en la presión arterial o la función del hígado, sin embargo la calidad del sueño se mejoró significativamente en ambos grupos de vino, en comparación con el grupo de control de agua.

El Profesor Iris Shai, de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Israel, explicó: "El vino tinto parece ser superior en la mejora de los perfiles metabólicos en general. Lo que supone que el consumo moderado de vino, especialmente el vino tinto, entre los diabéticos, como parte de una dieta saludable, es aparentemente seguro, y disminuye el riesgo cardio-metabólico".

"Los efectos genéticos diferenciales que se encontraron pueden ayudar en la identificación de pacientes diabéticos en los que el consumo moderado de vino puede inducir un mayor beneficio clínico."

Los investigadores atribuyeron el impacto positivo a los antioxidantes que se encuentran en las uvas tintas, los llamados fenoles, siendo el resveratrol y el quercetin los más conocidos.

El estudio, titulado 'Efectos del consumo moderado de alcohol en el riesgo cardiometabólico en adultos con diabetes tipo 2', fue publicado en la revista Annals of Internal Medicine, y fue financiado por una beca de la Fundación Europea para el Estudio de la Diabetes (EFSD) de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta