Ginbear, una 'gin' 100% de Madrid

Madrid

Sábado 01 de Noviembre de 2014

Leído › 3370 Veces

La gin se elabora en Alambique de Santa Marta, una licorería situada en Ajalvir, a escasos 20 minutos del centro de Madrid, que cuenta con quince años de experiencia

El 3 de junio de 2014 se presentó en GinMotive la primera gin de Madrid que, además, fue premiada con el primer puesto. La idea inicial fue escuchar la opinión de los profesionales, que la recibieron con entusiasmo. A partir de ese momento, comenzó un sueño.

La 1º Ginebra elaborada artesanalmente en Madrid se presentó ya embotellada y preparada para su distribución, el pasado día 29 de Octubre del 2014 ante dos grandes profesionales de los destilados como son Javier Herrera y Javier Pulido, los cuales destacaron la calidad de Ginbear, el cuidado y esmero en su destilación ,así como la elección de los mejores botánicos. Esta ginebra destaca por el equilibrio y elegancia en boca de un destilado cuidado en el mínimo detalle.

La gin se elabora en Alambique de Santa Marta, una licorería situada en Ajalvir, a escasos 20 minutos del centro de Madrid, que cuenta con quince años de experiencia. Su propietario, José Manuel Sandín y sus hijas: Ana, Bea y Cristina, forman parte de esta empresa familiar.

El nombre de GinBear (bear es oso en inglés) hace alusión al oso y el madroño de Madrid. La etiqueta, de color cobre, es un guiño al alambique de 250 litros donde se destila. Pero ¿qué tiene de especial esta nueva gin? Varías cosas. En primer lugar, utiliza 15 ingredientes naturales, entre especias, flores y frutas que maceran entre 7 y 10 días en depósitos de 100 litros (la mayoría de las gin no pasa de 24 horas). El alcohol utilizado, donde se maceran los ingredientes aromáticos, es trigo con una elevada calidad. Una vez obtenida la infusión, este líquido se añade al alambique de cobre donde se destilará. El resultado, un alcohol de delicado perfume, profundidad y sorprendente suavidad. Esto es posible gracias a que todo lo que sale del alambique se embotella, previa reducción con agua pura.

Es una elaboración muy artesanal, cada botella se termina a mano. Y si alguien tiene dudas, puede visitar la destilería para ver el proceso en directo, previa cita.

¿Te gustó el artículo? Guárdalo

Comenta