Se entregará la uva en Valdepeñas pero con una demanda colectiva por nulidad de contrato

Lunes 01 de Septiembre de 2014

Compártelo

Leído › 1129 veces

La asamblea de la Mesa de productores de la Denominación de origen de Valdepeñas ha decidido entregar la uva a a las bodegas pero, de forma paralela, presentar una denuncia colectiva por nulidad de contrato.

De esta forma, el contencioso abierto en esta D.O. sigue abierto tras anunciar las dos principales bodegas, García Carrión y Félix Solis, un descuento de más del 17% en el precio de la uva tinta con respecto a la anterior campaña.

Asimismo, los productores van a reclamar la próxima semana el respaldo de las organizaciones agrarias para evitar una situación que consideran ilegal, ya que están obligados a entregar su producto "bajo presión", al estar ya en marcha la vendimia.

Como se recordará, no ha sido hasta el día 26 y 27 de este mes de agosto cuando ambas bodegas han presentado las tablillas con los precios de la uva tinta, tanto para el vino de la Denominación de Origen como para el de mesa, con unos recortes que rechazan de plano los productores.

Por eso, en la reunión de este jueves día 28, la Mesa de Productores, que contó con una amplia participación de viticultores, ha acordado presentar una demanda colectiva contra los contratos que se han visto obligados a firmar con estas dos bodegas, que absorben el 90 por ciento de la producción del fruto de la zona.

Según ha señalado el portavoz de la Mesa, Francisco Patiño, los abogados ya están trabajando en esta demanda colectiva que se basará en un incumplimiento del Código Civil que debe permitir que se declaren nulos los contratos firmados y, por tanto, se puedan revocar.

Como ha destacado, consideran casi como una especie de chantaje al tener un precio impuesto a estas alturas de campaña, sobre todo porque de forma paralela no se han concretado los contratos, sometiendo " a los productores a una indefensión".

El descenso de los precios de las uvas tintas, las más demandadas, oscila entre el 17,11 y el 32,26 por ciento respecto al año pasado, una disminución que a juicio de los viticultores "no está justificado" y menos aún en el caso de estas dos bodegas, que absorben el 90 por ciento de la producción del fruto de la zona.

Uno de los aspectos llamativos ha sido que, por primera vez, Vinartis (García Carrión) pagará la uva en función del grado, mientras que Félix Solis no distingue el precio por la graduación pero si advierte de que pagará hasta un máximo de 14,4 grados baumé en la tinta y de 14 en la blanca.

Otro aspecto que llama la atención en esta campaña de vendimia es que no se han especificado o diferenciado las variedades, como ha ocurrido otros años, a excepción de Vinartis que sí contempla específicamente a la tempranillo y a la cencibel, la autóctona de esta zona tanto para vino con marchamo 'Valdepeñas' como para mesa, y tres variedades minoritarias más para vinos ajenos a la Denominación.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1129 veces

Comenta