¿De quién es la estúpida idea de llamar caldo a los vinos?

Escrito por

Viernes 08 de Marzo de 2013

Compártelo

Leído › 4785 veces

A menudo leemos en numerosos medios que utilizan la palabra "caldo" para denominar a los vinos.

Si consultamos al sector, tanto profesionales como aficionados, todos se ponen de acuerdo: Es horrible. A nadie le gusta denominar a un vino como "caldo", produce rechazo.

¿Pero de quién es la estúpida idea de denominar al vino como "caldo"?

Desconozco el origen, pero tengo claro que la culpa del uso de este término está en el periodismo no especializado en el sector del vino. El periodista, en su afán de no repetir el mismo término en una misma frase necesita usar sinónimos. Para cualquier otra palabra suele haber un gran número de sinónimos a disposición del periodista, pero como de "vino" no existe ninguno, a alguien se le ocurrió la condenada idea de usar el término "caldo".

De este modo, por ejemplo un titular como:

El vino 'Las Campanas', elegido el vino blanco oficial de la DO Navarra para 2013

Periodisticamente es incorrecto porque incluye dos veces la palabra vino en la misma frase, y es aquí cuando el periodista mediocre lo transforma en:

El vino 'Las Campanas', elegido caldo oficial de la DO Navarra para 2013


¿Que opción tiene el periodista para solucionar el problema?

1.- buscárselas para suprimir uno de los términos:

El vino 'Las Campanas', elegido blanco oficial de la DO Navarra para 2013

2.- Elegir la opción menos mala y pasar de normas y reglas, dejando las dos palabras, porque aunque quede mal el lector de este tipo de artículos lo preferirá antes de tener que encontrarse con un odioso "caldo".

 

¿Por qué es un error del periodista NO especializado?

Porque el periodista especializado del sector vinícola es conocedor de lo desastroso que resulta el término "caldo" como sinónimo de "vino" y no lo emplea. Habitualmente suele emplear la opción 1 del punto anterior.

Sin embargo el periodista que no pertenece al sector y no entiende de vinos comete este error (entre otros) y sus artículos desprenden aroma a coca cola después de leerlos. Este es el motivo por el cual en medios de prensa que no disponen de periodistas especializados en este sector suele ser más habitual encontrar este tipo de errores.

Por otro lado, el término "caldo" nos sirve también como indicador del grado de conocimiento del periodista que escribe la nota, de tal modo que podemos obtener la siguiente ecuación:

Periodista que emplea el término caldo = No sabe de vinos



Un artículo de Luis Pablo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4785 veces

Comenta