Ezquerro (OIVE) urge a la unidad del sector para afrontar los retos del vino español

OIVE celebra 10 años uniendo al sector vitivinícola español

Lunes 17 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 1427 veces

De izquierda a derecha: Fernando Ezquerro, presidente de la OIVE; Luis Planas, ministro de agricultura y alimentación; Susana García, directora de la OIVE

La industria del vino en España se enfrenta a un periodo de importantes retos y transformaciones. Así lo ha expresado Fernando Ezquerro, presidente de la Interprofesional del Vino de España (OIVE), durante la celebración del décimo aniversario de esta organización. Ezquerro ha destacado varios aspectos clave que marcarán el futuro del sector, entre ellos la necesidad de una valorización justa del producto, el reparto equitativo del valor en toda la cadena y el incremento de los costes de producción y distribución.

La OIVE ha trabajado durante esta década para responder a estos retos, guiándose por el plan estratégico del sector vitivinícola, el cual ha sido consensuado por los diversos agentes implicados. Este plan busca no solo fortalecer el mercado interno sino también mejorar la posición del vino español a nivel internacional. La sostenibilidad y la adaptación a las nuevas normativas comunitarias son otros de los objetivos fundamentales en este camino.

El presidente de la OIVE ha subrayado la importancia de la unidad y el trabajo conjunto entre los diferentes actores del sector para abordar los retos actuales y futuros. Esta colaboración ha sido esencial para lograr los avances conseguidos hasta ahora y será igualmente esencial en los años venideros. Según Ezquerro, la creación de la OIVE hace diez años representó un momento significativo para la industria, pues permitió unir esfuerzos entre las principales organizaciones de producción y comercialización.

El encuentro de celebración del décimo aniversario de la OIVE, que tuvo lugar en Madrid, este lunes 17 de junio, contó con la presencia del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y de representantes de toda la cadena de valor del vino en España. Este evento es una oportunidad para reflexionar sobre el camino recorrido y las estrategias a seguir en el futuro.

Durante estos diez años, la OIVE ha centrado sus esfuerzos en mejorar la posición del vino español en el mercado y rejuvenecer su imagen para atraer a nuevos consumidores, especialmente jóvenes. Este cambio de enfoque responde a las nuevas tendencias de consumo que se están observando en todo el mundo, donde los hábitos de los consumidores están en constante evolución.

Ezquerro ha insistido en la necesidad de mantener un enfoque coherente y una fuerte unión entre todos los eslabones de la cadena de valor del vino. Solo así se podrán hacer frente a los retos que se avecinan y asegurar un futuro sostenible para el sector. El cambio climático y los fenómenos meteorológicos asociados, junto con las nuevas normativas, representan retos adicionales que requieren una respuesta coordinada y efectiva por parte de toda la industria.

La OIVE, consciente de estas dificultades, se compromete a seguir trabajando en la valorización del vino, garantizando que cada etapa de su producción y distribución reciba el valor adecuado. Este enfoque no solo busca asegurar la sostenibilidad económica del sector, sino también su viabilidad a largo plazo en un contexto global cada vez más competitivo y cambiante.

El futuro del vino español dependerá en gran medida de la capacidad del sector para adaptarse a los cambios y para innovar en sus procesos y productos. La colaboración y la unidad seguirán siendo pilares fundamentales para alcanzar estos objetivos y para continuar posicionando al vino de España como un referente a nivel mundial.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1427 veces