Marqués de Riscal redefine la calidad en Rueda

Finca Montico y Marqués de Riscal Limousin, estandartes de la nueva categoría Gran Vino de Rueda

Miércoles 14 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 3065 veces

La viticultura española, especialmente en la región de Rueda, está viviendo un momento de evolución y reconocimiento sin precedentes. La introducción de la categoría "Gran Vino de Rueda" ha marcado un antes y un después en la forma de entender y valorar los vinos de esta denominación de origen. En este contexto, la bodega Marqués de Riscal, con una trayectoria histórica en la elaboración de vinos de alta calidad, ha logrado que dos de sus vinos, Finca Montico y Marqués de Riscal Limousin, ambos de la variedad verdejo y de la añada 2022, sean reconocidos dentro de esta prestigiosa categoría.

Este reconocimiento no es casualidad sino el resultado de un meticuloso proceso de selección de uvas y una cuidadosa elaboración que busca expresar al máximo las características de la variedad verdejo. Ambos vinos, elaborados sobre lías, destacan por su calidad y por ofrecer al consumidor una experiencia única en la que se fusionan tradición y modernidad.

El Finca Montico se presenta como un vino de corte moderno, en el que la complejidad varietal se une a una textura con cuerpo y finura, logrando un equilibrio perfecto entre la frescura típica de la verdejo y una estructura más compleja gracias a su paso por lías. Por otro lado, el Marqués de Riscal Limousin se distingue por su crianza en barricas y fudres de madera, que no solo enriquece su complejidad aromática sino que además potencia su capacidad de envejecimiento, convirtiéndolo en un vino con un marcado carácter y una identidad propia.

La categoría "Gran Vino de Rueda" surge como una iniciativa de la Denominación de Origen Rueda para destacar aquellos vinos que, por su calidad, elaboración y procedencia, representan lo mejor de la región. Para ser considerados bajo esta categoría, los vinos deben cumplir con criterios estrictos, como provenir de viñedos de más de 30 años de antigüedad y tener rendimientos controlados, lo que garantiza una materia prima excepcional. Esta distinción no solo revaloriza el trabajo de los viticultores y la importancia del viñedo antiguo sino que también subraya el compromiso con la calidad y la sostenibilidad en la viticultura de Rueda.

La inclusión de Finca Montico y Marqués de Riscal Limousin en la categoría "Gran Vino de Rueda" es un claro ejemplo de cómo la combinación de tradición vitivinícola, innovación en la elaboración y el respeto por el terroir pueden resultar en vinos excepcionales. Estos vinos no solo enriquecen la oferta vitivinícola de España sino que también ponen de manifiesto la capacidad de la Denominación de Origen Rueda para producir vinos blancos de calidad superior, capaces de competir en el escenario internacional.

La evolución de la Denominación de Origen Rueda y su capacidad para adaptarse a las nuevas demandas del mercado, sin perder de vista la importancia de la calidad y la autenticidad, reflejan un sector vitivinícola dinámico y en constante búsqueda de la excelencia. La categoría "Gran Vino de Rueda" se perfila como un referente de calidad y un sello distintivo que promete seguir aportando valor y reconocimiento a los vinos de esta región.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3065 veces